Inicio » Noticias » Adolescente cristiana nigeriana víctima de Boko Haram cuenta su experiencia
Adolescente cristiana nigeriana víctima de Boko Haram cuenta su experiencia

Adolescente cristiana nigeriana víctima de Boko Haram cuenta su experiencia

Deborah Peters, nacida en el norte de Nigeria, quien tiene 15 años, describió el asesinato de su padre y su hermano en manos de Boko Haram, en un evento del Instituto Hudson en la tarde del martes.

Peters era de Chibok, el mismo pueblo en que los terroristas irrumpieron en abril y secuestraron a cientos de niñas de la escuela, obligándoles a contraer matrimonio con el liderazgo de Boko Haram.

“El 22 de diciembre de 2011, mi hermano y yo estábamos en casa. Empezamos a oír disparos de armas”, dijo Peters, estudiante ahora en los Estados Unidos.

“Así que mi hermano llamó a mi papá y le dijo que no viniera a casa, ya que están peleando, y mi padre le dijo solo ‘no te preocupes.'”

Peters describió cómo a las 7:30 PM, tres individuos se presentaron en su casa y pidieron a su padre, pastor cuya iglesia había sido destruida a principios de ese año, que renunciar a su fe cristiana.

“Él le dijo que prefería morir antes que ir a fuego del infierno”, dijo Peters, quien dijo a los reunidos que le dispararon a su padre tres veces en el pecho.

Inicialmente los terroristas sólo iban a matar a su padre porque era un pastor. Entonces decidieron matar a su hermano menor porque, razonaron, que crecería hasta convertirse en un pastor.

Declaraciones de Peters eran parte de un panel organizado por el Instituto titulado “La historia personal de una sobreviviente a la limpieza religiosa de Boko Haram en Nigeria. “

Además de Peters, otros panelistas fueron Nina Shea, del Instituto Hudson Senior Fellow y director del Centro para la Libertad Religiosa y Emmanuel Ogebe, un abogado de derechos humanos internacional y experto en las relaciones bilaterales de EEUU nigeriana.

Shea moderó el panel y le hizo algunas preguntas a Peters acerca de sus experiencias. Ogebe proporcionó una actualización sobre la situación en el norte de Nigeria, remarcando el aumento de ataques de Boko Haram a mujeres y niñas.

En los últimos años, las organizaciones terroristas islámicas, especialmente Boko Haram, han estado atacando a las comunidades cristianas en el norte de Nigeria. Estos ataques contra iglesias y pueblos han resultado en cientos de muertos y han hecho Boko Haram uno de los grupos extremistas religiosos más violentos del mundo.

Peters no es la primera víctima de la violencia de Boko Haram presentado por el Instituto Hudson. En noviembre pasado, el instituto contó con Adamu Habila, quien era el único hombre sobreviviente en su aldea cristiana a un ataque de Boko Haram.

En declaraciones a Christian Post, en una sesión de preguntas y respuestas, Ogebe explicó que la persecución de las comunidades cristianas en el norte del país de África occidental, habían estado ocurriendo por décadas.

“La persecución en el norte de Nigeria ha sido un ‘nuevo concepto normal’ durante décadas”, dijo Ogebe, y agregó que muchos actos de secuestro o violencia se han dirigido a los cristianos de Nigeria en el pasado.

“Lo que está sucediendo ahora es que ésta persecución ha sido impresionante. Cristianos del norte de Nigeria están acostumbrados a ser matados un par de veces al año… pero que los terroristas salgan y secuestran a 300 niños…En este lugar es donde los cristianos del norte de Nigeria están diciendo ‘bien, no firmamos para esto.’ “

El mes pasado, Boko Haram asaltó el Government Girls escuela secundaria en la ciudad de Chibok, secuestrando a un estimado de 300 niñas. A diferencia de ataques anteriores contra la población civil e iglesias, el incidente provocó la indignación mundial.

El Departamento de Estado de EE.UU. prometió ayuda al gobierno nigeriano para encontrarlos y una campaña social usando la frase #BringBackOurGirls, que reunió apoyo internacional pidiendo la libertad de los chicas de la escuela.

Cuando se le preguntó por el CP por qué este incidente en particular, ha ganado tanta atención, Shea respondió que forzado de las niñas tocó la fibra sensible con muchos.

“Hemos abolido la esclavitud hace 150 años y ahora se ha convertido en algo normal en todo el mundo, y este fue un movimiento muy audaz de Boko Haram para decir ‘ahora vamos a volver a los viejos tiempos, y estos son nuestros esclavos, y los venderemos por 12 dólares cada uno'”, dijo Shea.

“Esto simplemente conmocionó a la conciencia del mundo. Sé que musulmanes moderados se han levantado en el sur de Nigeria y han protestado acerca de esto… Realmente se ha intensificado y es algo que es muy impactante.”