Al menos seis muertos y 200 heridos tras descarrilar tren en Filadelfia

El descarrilamiento de un tren de la línea Amtrak que cubría la ruta Washington DC a Nueva York dejó hasta el momento seis personas muertas y al menos 200 heridos, ocho de ellos en estado de gravedad, dijeron las autoridades de Filadelfia.

Michael Nutter, alcalde de Filadelfia, confirmó la noche del martes la muerte de seis personas después de que un tren de Amtrak descarriló la noche del martes. En conferencia de prensa, el edil describió el accidente como “un absoluto desastre” y dijo que nunca había visto nada igual. “Es una escena devastadora aquí. Caminamos toda la longitud del tren, y la locomotora se separó por completo del resto del tren, y uno de los vagones está perpendicular a los demás. Es increíble”.
Poco después las autoridades reportaron el fallecimiento de una sexta persona en el hospital luego de que fallaran los intentos para reanimarla.
Un portavoz del Departamento de Bomberos confirmó que, además de las víctimas mortales, hubo seis casos críticos y decenas fueron transportados a hospitales locales con heridas. El tren llevaba a bordo por lo menos 243 pasajeros y tripulantes.
El accidente se produjo alrededor de las 21:20 hora local (01:20 GMT del miércoles) cuando cuando el tren 188 viajaba de Washington, DC, rumbo a  la ciudad de Nueva York con 238 pasajeros y 5 tripulantes.
El accidente ocurrio mientras el tren tomaba una curva en el barrio Frankford, en el norte de Filadelfia, por lo que entre ocho y diez vagones se salieron de los carriles. Las causas oficiales del accidente aún se desconocen.
Algunos de los heridos fueron trasladados al hospital Aria Health Frankford. Las autoridades de inmediato no detallaron la condición médica de los pasajeros ingresados.
La Policía Federal de Investigaciones (FBI, por su sigla en inglés) fue al lugar para ayudar con el reporte de los hechos, pero hasta ahora señala que no hay nada que indique que el descarrilamiento haya sido un acto de terrorismo, dijo la cadena CNN.
Varios pasajeros escalaron los vagones volteados por sí mismo para poder salir del tren. Otros tuvieron que ser socorridos por bomberos.
Las imágenes de los canales de televisión mostraron varios vagones boca abajo a consecuencia del descarrilamiento.
La empresa Amtrak, propietaria del tren siniestrado, señaló que estaba al pendiente de lo sucedido y dijo que proporcionará información a medida que esté disponible.