Asamblea de Dios aclara no apoya partidos ni candidatos

EXHORTA VOTAR  POR CANDIDATOS CON VALORES

El Presbiterio Ejecutivo Nacional (PEN) del Concilio Evangélico de las Asambleas de Dios recordó a todos sus líderes y miembros que es  una institución cristiana, evangélica y pentecostal sin actividad ni afiliación política partidaria, y  por tanto nadie puede atribuirle apoyo a ningún candidato en particular ni siquiera a aquellos creyentes que pertenecen a la organización y que aspiran a cargos electivos por diferentes agrupaciones.

Asimismo, los exhortó a que el 15 de mayo vayan a las urnas con plena conciencia y voten por candidatos presidenciales, legislativos y municipales que se han identificado con los más altos valores familiares y morales de la sociedad.

En una carta circular enviada a todas las iglesias y líderes con credenciales, la organización no desaprueba la participación de sus miembros en la actividad política  como candidatos en los partidos de su simpatía siempre que no vinculen a la entidad con sus propósitos.

“En tal sentido, ningún candidato puede vincular a las Asambleas de Dios a su proyecto. Los obreros que han asumido algún compromiso partidario y electoral lo hacen a título personal, no eclesiástico”, subraya la comunicación firmada por el superintendente y el secretario ejecutivo, Nérsido Borg Cedeño y Juan Abel Encarnación, respectivamente.

En ese sentido, el PEN hace constar que los obreros, líderes y predicadores no deben usar el púlpito ni su influencia para comprometer a la membresía con ningún partido o candidatura porque cada miembro deberá ejercer con plena libertad su derecho al voto.

“Sin embargo, sí recomendamos que animemos a la iglesia a orar por este proceso y a ejercer el voto por candidatos que representen y muestren en su vivir los más altos valores de fe,  familia y sociedad”, sostiene.

La posición del principal concilio evangélico del país fue planteada ante la efervescencia electoral que vive el país y que ha tocado a la iglesia en la que tanto laicos como obreros tienen el derecho de disfrutar de las garantías y oportunidades que les reservan la Constitución y las leyes.

Las Asambleas de Dios demandó también a sus obreros inscritos formalmente como candidatos ante la Junta Central Electoral que deben solicitar licencia ministerial durante la campaña electoral y ya como funcionarios en caso de ser electos, con el propósito de garantizar distancia del Concilio con el partidarismo electoral y facilitarle la posibilidad de asumir sin  limitaciones los compromisos políticos y electorales.