Ataque con bombas a dos iglesias en Pakistán

Al menos 14 personas fallecieron en un doble ataque con bombas a la Iglesia de Cristo (protestante) y la Iglesia de Youhanabad, en Lahore, Pakistán. El grupo talibán Tehreek-i-Taliban de Pakistán (TTP) se hizo responsable de ambos ataques.

Según los primeros informes, un sospechoso portaba una bomba consigo y explosionó además una granada dentro de la iglesia tradicional durante el culto dominical.

Los ataques en Lahore llaman la atención sobre la seguridad de las iglesias e instituciones cristianas del país. Las minorías religiosas en Pakistán se enfrentan a la discriminación social e institucional generalizada y la amenaza de violencia, alimentada en parte por las expresiones de odio religioso, o el discurso del odio.

Líderes influyentes, entre ellos clérigos religiosos islámicos así como diputados y ministros federales, han realizado incitaciones a la violencia contra las minorías. Esta situación se ve agravada por una cultura de la impunidad y la influencia incontrolada de grupos extremistas.

En un comunicado, Emmanuel Yousaf Mani, Director Nacional de la Comisión Nacional de Justicia y Paz (NCJP), así como el director ejecutivo Shane Cecil Chaudhry, señalaron que TTP ha matado a muchos cristianos: “Nos compadecemos de las familias de las víctimas y condenamos el extremismo; este mal uso de la religión como excusa para matar a la minoría debe ser detenido. Exigimos que el gobierno provincial y federal tome medidas serias y eficaces para proteger a la comunidad cristiana, minoritaria de Pakistán”.