Inicio » Noticias » Ataque con explosivos a sede de ONU en Somalia deja al menos seis muertos
Ataque con explosivos a sede de ONU en Somalia deja al menos seis muertos

Ataque con explosivos a sede de ONU en Somalia deja al menos seis muertos

Al menos seis personas murieron este lunes en un ataque con explosivos colocados en un autobús de la ONU en la localidad somalí de Garowe, informó la policía.

“Tenemos la confirmación de la muerte de seis trabajadores de la ONU, incluyendo a un extranjero”, dijo el agente de la policía Abdullahi Mohamed, quien explicó que las autoridades creen que la bomba fue adosada a un minibús de la organización y detonada cerca de la sede.

Varios testigos y otras fuentes de seguridad afirmaron que el atentado podría deberse a una bomba de fabricación casera colocada en el camino y activada por el paso del vehículo, un minibús utilizado para transportar al personal de la ONU.

Garowe, en el noreste de Somalia, es la capital de la región semiautónoma de Puntland.

“Las investigaciones siguen con el objetivo de esclarecer los detalles de lo ocurrido, pero yo puedo asegurar que el edificio no se vio afectado”, agregó Mohamed.

El ataque no fue reivindicado, por el momento, por ningún grupo.

Militantes yihadistas shebab somalíes abatieron el domingo a tres soldados de las fuerzas de la Unión Africana (UA) que luchan contra ellos en Somalia, informó la UA, que condenó el último de una serie de ataques perpetrados por los islamistas.

El vocero de los shebab, Abdulaziz Abu Musab, reivindicó el ataque, y dijo a la agencia AFP que cinco soldados de la UA habían sido abatidos y que varios vehículos habían sido destruidos.

El vocero de los islamistas afirmó que los soldados eran de Burundi, pero la fuerza de la UA en Somalia, Amisom, en la que también participan efectivos de Yibuti, Etiopía, Kenia y Uganda, no aportó detalles sobre su nacionalidad.

Los rebeldes shebab están luchando para derrocar al gobierno del país, reconocido por la comunidad internacional, pero también han llevado a cabo ataques en venganza contra los países que apoyan con soldados a la Amisom, particularmente en la vecina Kenia.

Los ataques de los insurgentes shebab en Somalia suelen apuntar contra sitios clave del Gobierno y de las fuerzas de seguridad, en un aparente intento de desacreditar a las autoridades y a las tropas de la UA, que aseguran que están ganando en los enfrentamientos.

Este fin de semana un comando shebab mató a tiros al parlamentario regional de Puntland, Adan Haji Husein, y también tendió una emboscada a las tropas de la UA, en la que murieron tres soldados.

El 2 de abril, hombres armados de los shebab atacaron la universidad de Garissa, en el noreste de Kenia, y apartaron a los estudiantes no musulmanes para ejecutarlos, matando a 148 personas, en el que fue su peor ataque hasta la fecha.

A pesar de que los shebab emergieron como un grupo islamista somalí en 2006 en Mogadiscio, han reclutado miembros por toda la región.

(AFP)