Ateos de Puerto Rico protestan contra aprobación de Día Nacional de Oración

La presidenta del grupo Ateístas de Puerto Rico, Shirley Rivera, tronó ayer en contra del Cámara de Representantes por la aprobación el lunes del Proyecto de la Cámara 2108 que declararía el primer jueves del mes de mayo de cada año como el “Día Nacional de Oración de Puerto Rico”.

“Sin mucha publicidad ni fanfarria, la Cámara aprobó el Día Nacional de la Oración, violando descaradamente la separación entre Iglesia y Estado que establece nuestra Constitución. Ateístas de Puerto Rico repudia totalmente este proyecto de ley y estaremos pendientes, pues no vamos a permitir que el Senado apruebe esta ley discriminatoria contra las personas que no profesamos ninguna religión”, indicó Rivera.

Si bien el autor de la medida, el representante Víctor Vassallo, indicó que en Estados Unidos (EE. UU.) el día de oración nacional fue formalmente convertido en ley en el año 1952, Rivera sostuvo que la Constitución de Puerto Rico es totalmente diferente a la de EE. UU. en términos de las cláusulas de separación de Iglesia y Estado.

“La Constitución de EE. UU. y la de Puerto Rico son totalmente diferentes. La de Puerto Rico es mucho más clara, pues dice que habrá completa separación entre Iglesia y Estado. El Estado no se puede meter en los asuntos de la religión, ni la religión en los asuntos del estado, porque a través de la historia hemos podido ver cómo juntas han hecho catástrofe a la humanidad”, precisó.

No obstante, Vassallo sostuvo que recientemente varias asambleas legislativas estatales han adoptado esta medida para sus respectivas jurisdicciones y “Puerto Rico, país con una profunda y centenaria tradición espiritual, tanto a través de la oración como de la meditación, no debería ser la excepción”.

Aun así, Rivera explicó que la medida es discriminatoria en tanto solo beneficia a un grupo eclesiástico y no a la diversidad de denominaciones de fe que existen en Puerto Rico.

“Es discriminatoria para otras religiones y para los que no creen también, porque Puerto Rico tiene una diversidad religiosa bien grande. O sea, no solo son cristianos, hay musulmanes, budistas, santeros, ateos, agnósticos… Entendemos que favorecer solo un rito religioso incurriría en contra de otras personas”, señaló Rivera, quien precisó que el grupo se reuniriá ayer en la noche en aras de delinear las estrategias que seguirán en vías de su litigio ante el Senado para que se vote en contra de esta medida. metro