Ateos EU burlan a cristianos, musulmanes y judíos creando iglesia que adora al dios tocino

dios tocino

Es probable que suene a broma pero no lo es, un grupo de ateos estadounidenses han creado una pseudo congregación a la que han llamado Iglesia Unida del Tocino.En lo que constituye no solo una flagrante balsfemia y abominación, no solo para cristianos, sino también para judíos musulmanes, quienes consideran al cerdo un animal inmundo.

La “secta” tiene incluso una página web , segán la cual dicen tener 4.000 seguidores en todo el mundo. Esta “iglesia” existe desde 2010, está debidamente legalizada y  Las Vegas, Nevada, es su base.

Sus fundadores son dos ateos declarados: John Whiteside, autoproclamado profeta tocino y Johnny Monsarrat, líder de la doctrina del tocino.

Según la web antes citada, ellos adoran al dios Bacon, pero no lo eneran tanto como para creer que la el pan de la Santa Cena se convierta en el cuerpo de Cristo.

Grandes anuncios publicitarios se alzan de forma burlona proclamando que el “Tocino es su dios”  (en inglés: Bacon is our God) mientras los autores de este insulto a Dios, establecen como su principal argumento, que al menos el tocino es real, a diferencia del Dios invisible de los cristianos.

Los 9 “Mandamientos del Tocino” son la regla conductual de este blasfemo engendro satánico y sus líderes dicen que la “congregación” quería en principio que fueran Diez Mandamientos, pero se les acabó el espacio en las tablas.

Además de adorar al dios Bacon, los mandamientos incluyen “ser éticos”, “Ser buenos”, “divertirse” y luchar contra la discriminación que sufren los ateos, afirman John Whiteside y Johnny Monsarrat.

La iglesia promueve matrimonios seculares creativos sin cobrar nada. La iglesia no acepta donaciones para sí misma. Cualquier persona que quiera colaborar puede donar 500 dólares a una organización benéfica de una lista recomendada por la autoridad de la iglesia.

La Iglesia Bacon promueve además otras ceremonias laicas, tales como bautismo y honras funerarias.

Aunque la secta no disfruta una exención de impuestos, ellos defienden el final de este privilegio como es la religión. Dicen no discriminar a nadie, y aceptan a los amantes del tocino vegetal y a todo aquel que no tenga otro dios.