Featured Sed In Lacus Ut Enim

Aliquam erat volutpat. Duis ac turpis. Donec sit amet eros. Lorem ipsum dolor. Mauris fermentum dictum magna. Sed laoreet aliquam leo. Ut tellus dolor, dapibus eget, elementum vel, cursus eleifend, elit. Aenean auctor wisi et urna. Aliquam erat volutpat.

09 de Abril: Cualidades Preciosas

Escucha:

Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos. (Efesios 3:20)

Piensa:

Que estas palabras se sumerjan lentamente en su entendimiento: “poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos” (v. 20). ¡Qué maravillosa descripción de la capacidad de Dios para trabajar dentro de nosotros!

Pero, muy a menudo, nuestra atención se centra principalmente en lo que queremos que Él haga a nuestro favor. Si Dios cambiara esta situación o arreglara ese problema, entonces mi vida sería mejor.Pero Él nos invita a pensar y a pedir algo más grande: ¡Quiere transformarnos!

El Espíritu Santo tiene poder más que suficiente para cambiarnos por dentro, pero hacer ese cambio interior es, por lo general, un proceso lento. El fruto espiritual necesita tiempo para crecer y madurar. Es por eso que necesitamos paciencia y fe para creer que Él está trabajando, incluso cuando no veamos los resultados de inmediato. Dios nunca tiene prisa, y jamás nos dejará.

El Señor tiene un propósito para nuestra vida, y Él trabaja constantemente para lograrlo. Aunque tiene un plan específico para cada uno de sus hijos, también tiene un objetivo superior: conformar a todos los creyentes a la imagen de su Hijo Jesucristo. Para lograr esto, nos hará experimentar luchas y angustias. Es posible que esto no tenga sentido para nosotros, pero Dios sabe perfectamente lo que está haciendo.

¿Qué le gustaría ver al Señor haciendo dentro de usted? Al leer la Biblia, busque las cualidades que Dios considera preciosas, y pídale que las desarrolle en su vida. Confíe después en su promesa maravillosa de que Él hará más de lo que usted ha pedido o imaginado.

Ora:

Señor, desarrolla en mi corazón los dones que te agraden y sirvan a la voluntad que guardas para mi.

Powered by WPeMatico

08 de Marzo: Simples Actos de Obediencia

Escucha:

Respondiendo Simón, le dijo: Maestro, toda la noche hemos estado trabajando, y nada hemos pescado; mas en tu palabra echaré la red. Y habiéndolo hecho, encerraron gran cantidad de peces, y su red se rompía. (Lucas 5:5-6)

Piensa:

Obedecer a Dios en las cosas pequeñas puede traer bendición a muchos. El pasaje de hoy ilustra este principio.

Simón Pedro, un pescador experimentado, había trabajado toda la noche sin pescar nada. Estaba en la playa terminando su trabajo cuando Jesús se le acercó. El Señor quería hablar desde su barca a la multitud que estaba en la orilla de la playa. A pesar de una larga e infructuosa noche de trabajo, Pedro aceptó que Jesús utilizara la embarcación. La multitud fue bendecida por ver y escuchar predicar a Cristo.

Las peticiones que Dios nos hace pueden llegarnos en momentos no oportunos o inesperados. Podemos sentirnos tentados a dejar que otra persona responda a su llamado, pensando que no importa quién sea el que obedezca. Pero recuerde que los planes de Dios son para nuestro bien (Jer 29.11).

Más tarde, Jesús hizo una segunda petición a Pedro: que dirigiera la barca a aguas más profundas, y que echara las redes. El pescador expresó las pocas probabilidades de pescar algo, pero hizo lo que Cristo le pidió. La obediencia de Pedro dio como resultado abundancia para la multitud, los demás pescadores, sus familias, y él mismo.

Pedro no obedeció para ser recompensado, pero eso es precisamente lo que sucedió. Sus simples actos de obediencia llevaron a mayores oportunidades de servicio y a ocasiones de bendición abundante.

Algunos actuamos como si la obediencia en las cosas pequeñas carecieran de importancia, pero la historia de Pedro nos enseña lo contrario. Comprometámonos a obedecer las instrucciones del Señor en todo, confiando en que toda obediencia será para nuestro bien.

Ora:

Señor, que sea cada día más sólida y constante mi voluntad de obedecerte. Guíame por Tus caminos de rectitud y cuídame de caer en tentación.

Powered by WPeMatico

07 de Abril: Comienza con Tus Sueños

Escucha:

Donde no hay   visión, el pueblo se extravía, ¡dichosos los que son obedientes a la ley! (Proverbios 29:18)

Piensa:

¿Cuál es el sueño que  Dios puso en tu corazón? No estoy preguntando si tienes uno, ya sé que está   ahí porque Dios nos da a todos sueños.

He visto personas hacer   todo tipo de cosas a sus sueños. Algunos los entierran tan profundamente en  sus corazones para protegerlos de la crítica de otros. Algunas personas los   dejan de a un lado para no tener que pensar en ellos nunca más. Y algunas   personas finalmente abandonan sus sueños porque duele demasiado continuar con   ellos.

Si tu sueño necesita un   comienzo, hay dos cosas que quiero que recuerdes. Primero, necesitas obtener  una visión clara, y segundo debes mantener tu visión frente a ti en todo   momento.

Pero tener una visión no   significa que aparecerá instantáneamente. Dios está tan interesado en el proceso de una visión como también al resultado final.

El apóstol Pablo dijo en   Filipenses 4: 11-13 que había aprendido cómo estar contento y satisfecho   hasta el punto en que no estaba perturbado por cualquier estado en el que   estaba. En otras palabras, nunca se permitió enojarse con dónde se encontraba   en ese momento… siempre estaba a la expectativa de donde podría estar.

Eso significa que tú como   Paul, necesitas encontrar un equilibrio entre la satisfacción y ambición.   Aquí está la clave: aprende a disfrutar de dónde estás en el camino a dónde   vas.

Cuando tienes un sueño o   una visión, debes mantenerlo delante de ti. Si esto ayuda, escríbelo. Y   recuerda, Dios te ayudará a vivir el sueño que te ha dado, paso a paso, un   día a la vez.

Ora:

Señor, a pesar de que no siempre tengo ganas y la   vida intenta hacer que renuncie, yo creo Que Tú tienes un gran plan para   mi vida. Elijo confiar en Ti para ayudarme a vivir el sueño que Tú me has   dado, más de lo que confío en mis circunstancias.

Powered by WPeMatico

06 de Abril: Prueba y Gozo

Escucha:

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. (Santiago 1:2-3)

Piensa:

“Tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas” (Stg 1.2) –¡qué declaración tan extraña! ¿Cómo puede eso tener sentido, si las pruebas y el gozo no encajan entre sí? Pero Santiago está presentando la perspectiva divina, no la humana. Hay ciertos beneficios sorprendentes en el sufrimiento que no son fáciles de distinguir por la mayoría de las personas.

Ante todo, necesitamos entender que este pasaje no dice que debemos estar felices por el dolor, sino que nos regocijemos por las bendiciones que acompañan al sufrimiento. La frase “tened por” significa “evaluar”. Cuando evaluamos las adversidades desde la perspectiva de Dios, podemos regocijarnos por su resultado provechoso, aun cuando nos produzcan dolor. Humanamente hablando, las pruebas duelen; pero desde el punto de vista del Señor, ayudan.

Para gozarse en las pruebas, es necesario entender el propósito para el cual Dios las creó. No importa cuál sea el origen de ellas, podemos saber que el Señor quiere usarlas para poner a prueba nuestra fe y producir así paciencia y madurez espiritual. Dios ha ocultado en cada prueba una gema preciosa para mejorar nuestro carácter, pero dependerá de nuestra respuesta el recibirla o no. Quienes desean realmente ser transformados a la imagen de Cristo, pueden regocijarse por los muchos beneficios que acompañan al sufrimiento.

¿Qué me dice de usted? ¿Su hambre de conocer al Señor y de ser transformado por Él supera su temor al sufrimiento? Ninguno de nosotros quiere experimentar dolor, pero ya que es una realidad inevitable, ¿por qué no responder de una manera que produzca beneficios eternos?

Ora:

Senor ensename a ser fuerte y paciente en la prueba, a no decaer y a continuar perseverando en Tu voluntad aún cuando me sienta sin ganas de continuar. Ayúdame a recordar que siempre puedes más y que Tu poder es mayor, que cualquier circunstancia. 

Powered by WPeMatico