Fortalecerá Mis Manos


Your ads will be inserted here by

Easy Plugin for AdSense.

Please go to the plugin admin page to
Paste your ad code OR
Suppress this ad slot.

Escucha:

Porque todos ellos nos amedrentaban, diciendo: Se debilitarán las manos de ellos en la obra, y no será terminada. Ahora, pues, oh Dios, fortalece tú mis manos. (Nehemías 6:9)

Piensa:

A Lee Kuan Yew, el primer Primer Ministro de Singapur, se le atribuye la situación actual de ese país. Durante su liderazgo, la nación se enriqueció y prosperó, y se convirtió en una de las más desarrolladas de Asia. Cuando le preguntaron si alguna vez había pensado en retirarse al enfrentar críticas y desafíos durante los numerosos años que había servido en el gobierno, respondió: «Es un compromiso de por vida».

Nehemías, quien encabezó la reconstrucción de los muros de Jerusalén, se negó a abandonar la tarea. Enfrentó insultos e intimidación de parte de diversos enemigos, e injusticias de su propio pueblo (Nehemías 4–5). Los enemigos incluso insinuaron que tenía intereses personales (6:6-7). Pero él buscaba la ayuda de Dios mientras hacía todo lo posible para defenderse.

A pesar de los desafíos, el muro se terminó en 52 días (6:15), pero la labor de Nehemías no había terminado. Instó a los israelitas a estudiar las Escrituras, a adorar y a cumplir la ley de Dios. Después de gobernar doce años (5:14), volvió para asegurarse de que sus reformas continuaran en vigencia (13:6). Comprometió toda su vida a liderar a su pueblo.

Todos enfrentamos desafíos y dificultades en la vida. Pero, así como Dios ayudó a Nehemías, también nos fortalecerá las manos (6:9) por el resto de nuestra vida en todo lo que nos dé para hacer.

Ora:

Señor, fortalece mis manos para, en los momentos de dificultad y de duda, seguir trabajando en ese propósito que me has designado. Ayúdame a entender y a recordar, que tus fuerzas son las mías y que nunca me darás una carga que no pueda soportar, sin prepararse antes para atravesar el camino. Amén

La entrada Fortalecerá Mis Manos se publicó primero en Santa Biblia.

Source: New feed

17 de Octubre: Un Guía Confiable

Escucha:

Ordena mis pasos con tu palabra, Y ninguna iniquidad se enseñoree de mí. (Salmos 119:133)

Piensa:

En una de las paredes de mi oficina cuelga un retrato que he tenido por casi sesenta años. Muestra al Señor Jesús de pie detrás de un hombre joven cuyos ojos están centrados en la dirección que el Maestro está apuntando. La mano de Jesús está en el hombro del hombre, e imagino que le está diciendo: “Este es el camino por el que vamos. Te llevaré a tu lugar de destino”. Aunque en la senda habrá alegrías y tristezas, el Señor guía a sus seguidores durante todo el camino hasta su morada eterna.

Cualquier persona se puede dar cuenta de que no está preparada para andar por la vida sola. Nuestro Dios omnisciente nos creó con la necesidad de buscar su dirección. Con nuestras fuerzas, conocimientos y poder de razonamiento, simplemente no podemos tomar las decisiones más prudentes. Pero la mano amorosa del Señor en nuestro hombro sabe cómo conducirnos por caminos correctos para tomar buenas decisiones.

El Señor está dispuesto y tiene el poder para guiarnos, si se lo permitimos. Caminar con Él no es difícil. Reconozca que se ha desviado a sendas que le han llevado al pecado y a la desobediencia. Decida seguir la dirección de Dios leyendo su Palabra y practicando los preceptos bíblicos. Y aprenda a traer delante de Dios sus decisiones grandes y pequeñas mientras busca la senda que Él ha dispuesto para usted.

Más allá de nuestro último latido del corazón se encuentra la eternidad. Es hacia allá donde nos está dirigiendo nuestro Salvador. Nuestra tarea es seguir en obediencia, para que podamos alcanzar el cielo y escuchar decir al Padre: “Bien, buen siervo y fiel”.

Ora:

Señor, guíame por tu camino, enséñame a ser fuerte y trabaja cada día en mi, de forma que pueda convertirme en la persona que te glorifica y te sirve con fidelidad. Amén.

La entrada 17 de Octubre: Un Guía Confiable se publicó primero en Santa Biblia.

Source: New feed

Te Conoce Bien

Escucha:

“No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis” (Mateo 6:8)

Piensa:

Dios se ocupa de nosotros de diversas maneras. En las diferentes etapas de la vida, enfrentamos toda clase de desafíos, pero no lo hacemos solos. Tal como dijo Cristo: “… vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis” (Mateo 6:8).

En los momentos de necesidad, ya sea espiritual, emocional o física, podemos depender del fiel cuidado e interés de nuestro Padre. Él nos conoce tan bien que decide cuál es el momento perfecto para darnos lo mejor y para confirmarnos su protección. “… ni [un pajarillo] está olvidado delante de Dios. Pues aun los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos” (Lucas 12:6-7).

Camina tranquilo y confiado, sabiendo que puedes confiar en la sabiduría de su amor.

Ora:

Señor, Gracias por cubrirme cada día con tu grandiosa provisión que no se agota ante ninguna de mis necesidades. Tu compañía que es mi mayor bien ante cualquier circunstancia, me permite caminar tranquilo, sabiendo que de Tu mano, mi victoria está garantizada. Amén.

La entrada Te Conoce Bien se publicó primero en Santa Biblia.

Source: New feed

16 de Octubre: Discernir Su Voluntad

Escucha:

Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. (1 Juan 5:14)

Piensa:

Los padres enseñan a sus hijos muchas tareas, desde saber qué ropas combinan, hasta cómo manejar el dinero. Pero es posible que la habilidad más importante que podemos enseñarles, sea cómo seguir la dirección de Dios.

Tenemos la bendición de que nuestro omnisciente y poderoso Padre celestial está dispuesto a darnos a conocer su camino. Dios quiere revelarnos exactamente qué hacer en cada situación. De hecho, Él promete: “Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos” (Sal 32.8). Veamos cómo podemos discernir la voluntad de Dios en cada encrucijada.

El primer paso es asegurarse de que nos hemos arrepentido de todo pecado. Tratar de escuchar a Dios mientras hay iniquidad en nuestro corazón, es como usar una brújula indescifrable. Después de confesar y arrepentirnos, podemos pedir dirección.

Luego, debemos leer la Biblia con regularidad y con un corazón abierto. Ésta es como una lámpara en un camino oscuro (Sal 119.105). El último paso involucra al Espíritu Santo de Dios que mora en nosotros —el regalo maravilloso que el Padre celestial ha dado a cada uno de sus hijos. El Espíritu imparte verdad y dirección cuando leemos la Biblia y oramos.

Al pedirle al Señor que nos indique su voluntad, no debemos esperar respuestas inmediatas. La disciplina de esperar forja el carácter, mientras que, precipitarnos nos hace perder lo mejor de Dios. Tómese el tiempo para buscar el plan del Señor para su vida, pues Él le proveerá lo que necesite para seguirle.

Ora:

Señor, gracias por escuchar mi oración sincera y por la alegría de permitirme vivir un nuevo día junto a las personas que amo. Te suplico que seas Tú dándome tu guía y tu compañía para vivir en triunfo, éxito y felicidad, Amén.

La entrada 16 de Octubre: Discernir Su Voluntad se publicó primero en Santa Biblia.

Source: New feed

16 de Octubre: Conoce Mis Luchas



*

Palabra:

No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. (Mateo 6:31-32)

El Creador y Sustentador del universo, que ama y provee para sus hijos, nos alienta a soltar nuestras ansiedades, para que no perdamos nuestro precioso tiempo preocupándonos. Él conoce nuestras necesidades y se ocupará de ellas.

También sabe que somos tentados a sucumbir a la preocupación, por eso nos dice que acudamos a Él, confiemos en su presencia y provisión, y vivamos por fe día a día.

En esta vida, enfrentamos problemas abrumadores e incertidumbres que pueden encorvar nuestros hombros bajo el peso de la preocupación. Pero, cuando confiamos en Dios, no nos vamos a romper.

Oración:

Señor, gracias porque nunca dejas de proveer, incluso para nuestras necesidades más profundas. Ayúdame a no preocuparme. En El Nombre de Jesús, Amén.

La entrada 16 de Octubre: Conoce Mis Luchas se publicó primero en Santa Biblia.

Source: New feed