¿Cuando Tengo Que Aguantar A Mi Cónyuge?

#Noticias

La Aceptación es una necesidad fundamental para tener un matrimonio saludable!
La Aceptación es una de esas necesidades y significa entender que tu cónyuge tiene una identidad propia que esta determinada por su temperamento, su cultura, su educación y el medio ambiente en el que se desarrolló, entre otras.
Todos los seres humanos tenemos la necesidad de sentirnos aceptados.Lo contrario es el rechazo e implica una manifestación de no aceptación que genera juicio, crítica, malestar, enojo, resentimiento y baja autoestima.
En el matrimonio ambos deben aceptarse tal como son con sus virtudes y defectos.
A partir de la aceptación mutua, se puede y se debe trabajar para mejorar ayudándose mutuamente.
 
Muchos cónyuges no recibieron esta manifestación de amor en sus hogares y se sintieron rechazados por alguno de sus padres y muchas veces por los dos, aunque de manera generalmente inconsciente.
No obstante esta falta de aceptación la arrastran al matrimonio. Al inicio de la vida conyugal no se manifiesta por cuanto en la etapa del enamoramiento si se sienten aceptados. El problema sale a la luz cuando pasada esa etapa comienzan las quejas, las actitudes despectivas, la indiferencia y las ofensas.
En el matrimonio es completamente normal que los cónyuges sean diferentes o muy diferentes. Lo contrario es poco común, ya que en las relaciones de pareja ocurre lo mismo que en las leyes de la física, polos opuestos se atraen y polos iguales se repelen.
La idea es que sean complementarios.
 
Entonces los cónyuges deben entender que en la relación matrimonial cada uno tiene que aportar sus dones y virtudes que van a ayudar a su cónyuge y viceversa. Siempre hay un cónyuge más activo que el otro y siempre hay uno más pasivo que el otro. Entonces el más activo debe entender que ese será uno de sus aportes al matrimonio de por vida y a su cónyuge probablemente le tocará activar la paz.
Colosenses 3: 12-15: Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de bondad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia. Soportaos unos a otros y perdonaos unos a otros, si alguno tiene queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Sobre todo, vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo. Y sed agradecidos.

Para disfrutar de un matrimonio saludable es imprescindible que nos aceptemos mutuamente y trabajemos cada uno por nuestra parte para que nuestra respuesta a las actitudes de nuestro cónyuge que nos molestan, sean bondadosas, humildes y pacientes. Y por otro lado entender que nuestras fortalezas son nuestro aporte al matrimonio y nuestras debilidades son las que necesitamos que nuestro cónyuge nos ayude a manejar.
Tómese unos minutos para meditar en esta enseñanza y luego siéntese a hablar con su cónyuge acerca de las fortalezas y debilidades de cada uno y como se pueden complementar para ayudarse mutuamente y lograr tener un matrimonio saludable y agradable.
Tu matrimonio y tu familia es el tesoro mas valioso que Dios te ha dado. Cuídalo!
Luis y Hannia Fernandez.

Powered by WPeMatico

¿Estamos viviendo en “el tiempo del fin”?

#Noticias

Lo que la Biblia quiere decir con “el tiempo del fin”
Durante el ministerio de Jesucristo en la Tierra, él prometió que vendría nuevamente, pero esta vez para establecer su Reino sobre la Tierra. Pero él también nos advirtió que antes de su regreso la maldad y el sufrimiento de la humanidad aumentarían dramáticamente, culminando con una “gran tribulación”(Mateo 24:21).
En el tiempo del fin habrá dos tendencias aparentemente opuestas. Por un lado, el interés de la gente en algún tipo de apocalipsis aumentará significativamente (“apocalipsis” se deriva de un término griego que significa revelación quitar el velo, pero popularmente se entiende como un cataclismo en el tiempo del fin). Por otro lado, Pedro dijo “en los postreros días vendrán burladores”, es decir, gente que no cree en la Biblia ni la respeta (2 Pedro 3:2-4).
La Biblia se refiere muchas veces al período justo antes y durante la tribulación final. Este es descrito con frases tales como el tiempo del fin, el fin del siglo, los postreros días,y el día del Señor.La Biblia nos entrega muchísima información acerca del tiempo del fin, especialmente en el libro del Apocalipsis y los otros libros proféticos.
Nuestro compasivo Creador ama a toda la gente, y en su misericordia nos da aviso previo de qué esperar (Amós 3:7). Veamos ahora un resumen de sus advertencias acerca del tiempo del fin.
¿Qué es exactamente este siglo?
“Gracia y paz sean a vosotros, de Dios el Padre y de nuestro Señor Jesucristo, el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo,conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre”(Gálatas 1:3-4), énfasis nuestro en todo este artículo).
En el Nuevo Testamento, “este siglo” se refiere a la era del autogobierno del hombre desde la creación de Adán y Eva hasta la segunda venida de Jesucristo. Pablo la llamó el “presente siglo malo”.
Esto es porque Satanás es “el dios de este siglo” y “el mundo entero está bajo el maligno” (2 Corintios 4:4; 1 Juan 5:19). La era venidera (Efesios 1:21) comienza con el regreso de Cristo para resucitar a sus seguidores y establecer su Reino en la Tierra (1 Corintios 15:21-26).
¿Qué le preguntaron los discípulos a Jesús acerca del tiempo del fin, y cuál fue su respuesta?
“Y estando él sentado en el monte de los Olivos, los discípulos se le acercaron aparte, diciendo: Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del siglo?” (Mateo 24:3).
Mucha gente no se da cuenta de que Jesús también era un profeta; de hecho, el profeta más importante de la historia, lo cual fue predicho por Moisés en Deuteronomio 18:15, 18. Cuando le preguntaron acerca de las señales de su “venida, y del fin del siglo”, Jesús les respondió con una larga profecía de impactantes acontecimientos que tendrían lugar en el tiempo del fin, como guerras y devastadores desastres naturales (registrados en Mateo 24, Marcos 13 y Lucas 21). Veremos los detalles de esta profecía en lecciones futuras.
¿Cuál es el factor actual que indica que estamos en el tiempo del fin?
“Porque habrá entonces grande aflicción, cual no fue desde el principio del mundo hasta ahora, ni será. Y si aquellos días no fuesen acortados, ninguna carne sería salva;mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados” (Mateo 24:21-22).
La Nueva Versión Internacional ayuda a clarificar el versículo 22: “Si no se acortaran esos días, nadie sobreviviría . . .” Hasta la década de 1940 no había manera, humanamente hablando, de que toda vida humana fuese aniquilada. Esto solo se hizo posible con la invención y proliferación de las armas nucleares. El desarrollo de las modernas armas químicas y biológicas se ha añadido a los otros métodos de destrucción humana. Por lo tanto, ¡es muy reconfortante saber que Cristo prometió intervenir para prevenir la destrucción mundial! (En lecciones futuras analizaremos evidencias adicionales que indican que estamos en el tiempo del fin).
¿Cuál será el punto culminante del sufrimiento en el tiempo del fin?
“E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas” (Mateo 24:29).
“El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso del Eterno”(Joel 2:31).
El tiempo de “gran tribulación” culmina con el “día del Señor”. Las advertencias de Jesús junto a otras profecías bíblicas que entregó (Mateo 24:21; Daniel 12:1; Jeremías 30:7) nos dicen que el período de tribulación será el peorperiodo de desastres y sufrimiento que el mundo jamás haya experimentado.
Las profecías bíblicas nos advierten que en el período que precederá la gran tribulación se verá un aumento de las siguientes condiciones: engaño religioso, persecución religiosa, milagros demoníacos, catástrofes naturales extremas como tormentas y terremotos, problemas económicos, hambrunas, epidemias de enfermedades, violencia de todo tipo, intensos conflictos en el Medio Oriente, guerras locales además de las grandes guerras regionales, y otros sucesos y amenazas espeluznantes. Estos acontecimientos serán explicados en mayor detalle en lecciones futuras.
¡Pero hay una verdadera esperanza más allá de todo esto! Las profecías son pesimistas y lúgubres para aquellos que no se sometan a Dios. No obstante, ¡el temor temporal es algo saludable cuando nos motiva a poner nuestra fe en Dios! Continúe leyendo, y se enterará de muchas buenas noticias: de cómo desea Dios guiarlo, protegerlo, bendecirlo y darle la vida eterna si responde a su llamado.
¿Por qué permitirá Dios que la humanidad se acarree todo este sufrimiento sobre sí misma?
“Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, ni desmayes cuando eres reprendido por él; porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo.
“Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.
“Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos? Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados” (Hebreos 12:5-11).
La humanidad ha optado por rechazar el gobierno de Dios y su camino de vida para seguir el camino del egocentrismo. Al decidir por sí misma lo que es bueno, se encamina irremediablemente al sufrimiento y la muerte (vea Proverbios 14:12; 16:25). Dios tendrá que intervenir para impedir que se destruya, primero disciplinándola y luego salvándola de sí misma.
Cuando Dios nos “disciplina” (castiga), lo hace por amor, para enseñarnos a arrepentirnos de nuestros pecados y a seguirlo a él voluntariamente. Dios desea que sus hijos sean quienes “guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús” (Apocalipsis 14:12).
¿Podremos tener las bendiciones de Dios y su protección durante el tiempo del fin?
“Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre” (Lucas 21:36).
“Sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio” (2 Pedro 2:9).
La Biblia nos da muchos ejemplos de la milagrosa protección de Dios a su pueblo, en los cuales proveyó una vía de “escape” durante tiempos peligrosos. En el futuro veremos muchos milagros de este tipo; sin embargo, en otras ocasiones algunos seguidores de Dios han muerto como mártires debido a sus creencias.
“Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento” (Salmos 23:4).
“En Dios he confiado; no temeré; ¿Qué puede hacerme el hombre?” (Salmos 56:11).
El pueblo de Dios no debe sentir temor ante las condiciones mundiales, ¡porque Dios es nuestro protector y gran Pastor! Ni siquiera la posibilidad de la muerte debe atemorizarnos, porque sabemos que él nos resucitará a vida eterna.
¿Hay esperanza para nuestros seres amados que no han tenido interés en la Biblia?
“Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:3-4).
“El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 Pedro 3:9).
Por lo tanto, la respuesta es sí,¡sí hay esperanza para ellos!Dios “quiere que todos los hombres sean salvos” y no quiere “que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento”. Tenga por seguro que toda persona que ha vivido, en el futuro tendrá su oportunidad de aprender y vivir según la verdad de Dios. El gran plan de salvación de Dios se logrará mediante más de una resurrección, como explicaremos en estudios futuros de esta serie.
Ponga esto en práctica ahora mismo
Lea en Lucas 21 el relato sobre la profecía del tiempo del fin entregada por Jesús. Medite en ello y luego enfóquese en su conclusión en el versículo 36. “Velad” significa estar espiritualmente alerta.Debemos velar (prestar atención) a los eventos mundiales bajo la luz de las enseñanzas de la Biblia, y estar conscientes de nuestras propias actitudes y acciones para asegurarnos de mantenernos cerca de Dios y permanecer en el camino correcto. Comience escogiendo algún acontecimiento mundial y una debilidad personal de los cuales debe estar consciente y ore al respecto hoy mismo.
Las Buenas Noticias BN

Powered by WPeMatico

¿Cómo tener un noviazgo próspero?

#Noticias

¿Cómo puedo tener un noviazgo próspero, que aunque no termine en matrimonio al menos no quebrante la amistad con las chicas con quienes salgo?
Me parece excelente su pregunta y ojalá más jóvenes pensaran como usted.
Voy a emplear cuatro palabras claves. En primer lugar, cuando quiera invitar a una señorita a salir con el fin de conocerla y saber si ella puede llegar a ser la novia que Dios tiene para usted en el futuro, quiero usar la palabra CORTESIA.
La cortesía es una señal de amor genuino, no necesariamente amor matrimonial, sino el amor que Dios nos da, el amor que debemos tener por todas las demás personas; hombres y mujeres. Uno de los más famosos pasajes de la Biblia se encuentra en 1 Corintios 13: «El amor es paciente y bondadoso.
El amor no es celoso ni fanfarrón ni orgulloso ni ofensivo. No exige que las cosas se hagan a su manera. No se irrita ni lleva un registro de las ofensas recibidas. No se alegra de la injusticia sino que se alegra cuando la verdad triunfa. El amor nunca se da por vencido, jamás pierde la fe, siempre tiene esperanzas y se mantiene firme en toda circunstancia» (1 Corintios 13:4-7 NTV).
El poeta Ralph Waldo Emerson dijo: «Las buenas costumbres se componen de pequeños sacrificios». La cortesía consiste en hacer pequeños sacrificios que demuestren nuestro interés hacia la otra persona.
La segunda clave es CONVERSACION. Para crear una buena amistad no hay nada mejor que la conversación positiva y constructiva. La Biblia dice: «Que sus conversaciones sean cordiales y agradables, a fin de que ustedes tengan la respuesta adecuada para cada persona» (Colosenses 4:6 NTV).
Si usted quiere salir a paseas con señoritas y mantener una relación amable y positiva, haga conversaciones constructivas y edificantes, que ayuden a la otra persona.
La tercera clave es CONOCIMIENTO o INFORMACION. Pedro dice: «En vista de todo esto, esfuércense al máximo por responder a las promesas de Dios complementando su fe con una abundante provisión de excelencia moral; la excelencia moral, con conocimiento; el conocimiento, con control propio; el control propio, con perseverancia; la perseverancia, con sumisión a Dios; la sumisión a Dios, con afecto fraternal, y el afecto fraternal, con amor por todos» (2 Pedro 1: 5-7 NTV).
En este día moderno todo el mundo está interesado en conocer, aprender, en tener más información. Usted puede resultar muy interesante para las señoritas que desea sacar a pasear, si tiene suficiente información para hablar de diferentes temas.
Pero quiero hacerle una advertencia: el hecho de que usted tenga mucha información no quiere decir que deba acaparar la conversación. Mucho cuidado con esto, pues también es muy importante escuchar. Y no hay mejor conversación que aquella que comenzamos con una pregunta.
La cuarta palabra que voy a usar es ESPIRITUALIDAD. Si usted es un cristiano de verdad y quiere llegar a conocer a la joven que va a ser su esposa, el mejor índice es la espiritualidad.
Debe ser un muchacho noble, que ama a Dios y que tiene a Cristo en su corazón. Pablo bien dice: «Los que están dominados por la naturaleza pecaminosa piensan en cosas pecaminosas, pero los que son controlados por el Espíritu Santo piensan en las cosas que agradan al Espíritu» (Romanos 8:5 NTV).
Si practica estos cuatro pasos va a lograr muchas amistades y finalmente Dios le va a mostrar cuál es la señorita que ha de ser su futura esposa.
Si, desea que oremos por usted o tiene alguna pregunta, puede escribirnos a: ayuda.espiritual@luispalau.net con gusto le responderemos.
Luis Palau.

Powered by WPeMatico

La unción del Espíritu Santo

#Noticias Muchas personas desean la unción para su vida pero no saben cómo adquirirla ni para que sirve. En 2 Reyes 2 encontramos la historia de Elías y Eliseo. Eliseo siguió y sirvió a Elías hasta el fin, y antes de que este último fuera arrebatado por el Señor para ir al cielo, le dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes de que sea quitado de ti. Y él le respondió: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí. Él le dijo: Cosa difícil has pedido. Si me vieres cuando fuere quitado de ti, te será hecho así; mas sino, no.Y aconteció que yendo ellos y hablando, he aquí un carro de fuego con caballos de fuego apartó a los dos; y Elías subió al cielo en un torbellino. Viéndolo Eliseo, clamaba: ¡Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo! Y nunca más le vio; y tomando sus vestidos, los rompió en dos partes. Alzó luego el manto de Elías que se le había caído, y volvió, y se paró a la orilla del Jordán. Y tomando el manto, golpeó las aguas, y dijo: ¿Dónde está Jehová, el Dios de Elías? Y así que hubo golpeado del mismo modo las aguas, se apartaron a uno y a otro lado, y pasó Eliseo. (2 Rey 2.9-14)La unción requiere humildad. Eliseo no tenía temor de imitar a Elías, sino que fue lo suficientemente humilde para aprender de su maestro y pedirle una doble porción de unción. Como es el maestro, es el discípulo. Tú debes tener la humildad de imitar a tu líder si es necesario. Eliseo golpeó las aguas del Jordán de la misma manera que lo hizo Elías, y después resucitó un muerto utilizando el mismo método. El poder de Dios vino a reposar sobre la humildad de Eliseo para hacer el doble de milagros que había hecho Elías. Es por eso que Dios usa a unas personas más que a otras, porque son los suficientemente humildes para aprender de otros.ALZANDO EL MANTODios no va ungir a nadie que no es capaz de agacharse y recoger el mando que otro dejó tirado. Cuando Elías tiró el manto, Eliseo tuvo la humildad de recogerlo, inclinándose para tomar lo que otro había tirado. La Biblia dice que Eliseo alzó el manto de Elías. Cuando Eliseo levantó el manto se fue inmediatamente al Jordán a hacer un milagro. El maestro Elías le enseño que el manto era para hacer milagros, no para jactarse del poder del mismo.No puedes caminar con la unción de Dios si tienes orgullo en el corazón. Por eso el Señor se va ha encargar de levantar gente que te humille para que tu carne sea eliminada y puedas recibir la unción del Espíritu. La unción reside en quienes están muertos al yo.La unción no se vende, Dios la da gratuitamente a quien Él quiere y a quien se la pida. El Señor conoce las intenciones de nuestro corazón y no le dará la unción a alguien que la busque para engrandecerse o jactarse de él mismo. La unción tampoco es para hacer una denominación alrededor de ella, ni para crear divisiones en la iglesia entre los que hablan lenguas y los que no, y entre los que tienen el gozo del Espíritu y entre los que no. La unción es para predicar el evangelio a un mundo perdido, para que a través de los milagros que se hagan a través de ella se testifique que Cristo salva y sana.ADMINISTRANDO LA UNCIÓNLa historia de Elías y Eliseo es figura de Jesús y la iglesia. Cuando Elías es transpuesto deja tirado el manto para Eliseo, que es figura de los discípulos que quieren la unción. Cuando Jesús subió al cielo les dijo a sus discípulos que esperaran en Jerusalén hasta que bajara el poder del cielo, es decir, el manto.Jesús quería que con la misma unción que Él fue investido, fuéramos ungidos nosotros. Él dijo que haríamos cosas mayores de las que Él hizo. (Juan 14:12)Jesús citó la fe, y demando fe de todo aquel que quería ser su discípulo. La fe es imprescindible para fluir en la unción, ésta se hará evidente a medida que tú lo creas, la expresión de ella sobre tu vida es directamente proporcional a tu fe. No depende de cuánto conoces o sabes de la Palabra, sino de cuánto crees lo que has aprendido.Cuando Eliseo tomó el manto no se distrajo en el camino, ni presumió por tenerlo, él se fue directamente al Jordán a hacer milagros. Ve y usa la unción para lo que Dios la dejo: Bendecir a otros a través de la salvación y los milagros. La unción te va ha servir para que cuando prediques la gente se convierta, para sanar enfermos, para vendar corazones quebrantados y para todo lo que Dios ha deseado.Así lo dice en las Escrituras en Isaías 61:1-3 donde se lee: El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; a ordenar que a los afligidos de Sión se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya.La unción es para servir, nunca para engrandecerte. A quien se engrandece por la unción le pasará como a Simón el mago, quiso comprar la unción para ser grande y famoso en el pueblo, por lo tanto fue revelado su corazón, y cayó en amargura.Debes examinar tu corazón para ver por qué quieres la unción. Dios conoce las intenciones del corazón de cada uno, y dará a cada uno como Él crea. Y si ya tienes la unción, ve y has lo que Dios te mandó hacer. Si crees, las señales de las que Jesús habló, te seguirán a donde vayas.Pastor Cash Luna

Powered by WPeMatico

Que la espera no apague tu fe

#Noticias

En ocasiones podemos llegar al punto en donde la espera para ver concretada aquella promesa que recibimos de parte de Dios se hace muy larga.
Todos aquellos que hemos recibido alguna promesa de parte de Dios podemos decir que el esperar a que se concrete no es fácil, más aun cuando vemos que el tiempo pasa y aquella respuesta que esperamos no llega y lejos de verse venir la vemos cada día mas lejos de cumplir.
Y es que la desesperación por ver concretada dicha promesa puede llevarnos a desesperarnos, a cansarnos o a simplemente renunciar a esa espera y olvidarnos de lo prometido.
Nuestra actitud frente a la espera muchas veces no es la correcta. Y es que la mayoría de nosotros quisiéramos ver respuestas instantáneas, rápidas, pero la realidad es que Dios trabaja en un tiempo perfecto suyo y no mío.
Cuando Dios te hace una promesa, Él la cumplirá, lo único que necesita de nosotros es que sigamos creyendo, pero el cansancio por la espera nos puede llevar a desistir o renunciar a recibir aquello que tanto anhelábamos.
La Biblia dice sobre Dios: “Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?” Números 23:19 (Reina-Valera 1960). En pocas palabras Dios cumple lo que promete.
Este mismo versículo en otra versión de la Biblia dice: “»¡Dios no es como nosotros! No dice mentira alguna ni cambia de parecer. Dios cumple lo que promete.” Números 23:19 (Traducción en lenguaje actual).
No dejes que el cansancio de la espera agote tu fe, no permitas que el tiempo que pase te haga creer que Dios ya no cumplirá lo prometido. Al contrario, sigue creyendo, aférrate a su Palabra y a la promesa de que él cumple lo que promete.
No importa cuanto tiempo pase, porque lo que si tienes que estar seguro es que Dios cumplirá en un tiempo el cual es perfecto como Él mismo.
Dios tiene los tiempos medidos, a Él no se le escapa detalle alguno y aunque muchas veces pensemos que se ha olvidado o a cambiado de parecer sobre una promesa en concreto, debes recapacitar y recordar que su memoria es perfecta y sus promesas se cumplirán tal y como las declaro.
¡Que la espera no agote tu fe! ¡Fortalece tu fe en su presencia! ¡Ve y búscalo!

http://adradiohispana.blogspot.com/2017/11/que-la-espera-no-apague-tu-fe.html

Powered by WPeMatico