CODUE satisfecho con Plan Nacional de Regularización

Santo Domingo.- El presidente del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE), reverendo Fidel Lorenzo Merán mostró su satisfacción con la decisión del gobierno de llevar a cabo el  Plan Nacional de Regularización, tal como esa institución había sugerido, no obstante, abogó por una mayor participación de la sociedad civil.

“Estimamos como correcto en estos momentos que el gobierno se decidiera a llevar a cabo el Plan de Regularización, que sería un paso importante para implementar una Ley de Naturalización.  Siempre hemos dicho que para que la Ley de Naturalización tenga éxito es imprescindible cumplir con el Plan ya que el problema de la mayoría de los ilegales extranjeros  es de documentación”, expresó Lorenzo Merán.

El presidente de CODUE se expresó en esos términos ante el reciente anuncio  de que el Gobierno iniciará el próximo primero de junio el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros para dotar de documentación a los inmigrantes que se encuentren en el país de forma irregular, con lo que se aplicaría el decreto  327-13, emitido por el Poder Ejecutivo con la finalidad de dar cumplimiento la Sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional.

Señaló que ciertamente habilitar las oficinas de las gobernaciones a nivel nacional, con formularios y equipos junto a una campaña de difusión acerca del Plan, garantizaría que un buen porcentaje de extranjeros ilegales pueda acudir.

Recomendó  dejar a un lado la premura para la presentación de la ley de naturalización y evitar presiones externas tanto del país como del exterior, ya que el tema de regulación en materia migratoria es muy delicado y se necesita que todos los sectores de la nación unan esfuerzos para que el Plan de Regularización tenga éxito.

Agregó que en caso de la migración haitiana, hay un gran índice de indocumentados que es preciso regularizar,  ya que Haití es un país con un registro civil muy precario y a sus autoridades les interesa poco documentar a sus ciudadanos.

“En muchos de los casos de los migrantes ilegales no tienen documentos ni en su país ni aquí, nada que los avale para cumplir con las exigencias migratorias, por lo que el caso de República Dominicana es grave, ya que además de regularizarlos tiene que documentarlos de alguna manera”, expresó.

Abogó para que el gobierno integre a entidades de la sociedad civil para que puedan hacer sus aportes, como por ejemplo la comunidad evangélica cuyas iglesias están en todo el país, y tratan el día a día con extranjeros ilegales.

– See more at: http://evidenciasdigital.com/?p=8832#sthash.uKm5mGiQ.dpuf