CONCILIO ASAMBLEAS DE DIOS RESPALDA LEY DE NATURALIZACION

El Concilio Evangélico de las Asambleas de Dios de la República Dominicana apoya el proyecto de ley que establece un régimen especial  para personas nacidas en el territorio nacional inscritas irregularmente en el registro civil dominicano y sobre naturalización enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso.

Sin contravenir la  ley 168-13 del Tribunal Constitucional se ha buscado una solución justa y humana a un problema que se ha arrastrado durante años provocado por el mismo Estado.

Más que legal el presidente de la Repùblica ha entendido la situación de miles de extranjeros –en su mayoría descendientes del vecino país de Haití- que se encontraban en un limbo jurídico a pesar de nacer, crecer y desarrollarse en el territorio dominicano adaptados ya a nuestra cultura y costumbres.

Saludamos que la ley haya sido producto del consenso de juristas de distintas tendencias, dirigentes políticos, empresarios, líderes religiosos y otros sectores de la vida nacional lo que demuestra el amplio respaldo recibido por las grandes mayorías.

Consideramos que se han tomado en cuenta los principios cristianos que resaltan la  unidad familiar y un ambiente social adecuado para la formación de las personas de modo que vivamos en paz para la mutua edificación.

Somos un país soberano y a nosotros toca decidir quiénes son dominicanos y dominicanas sin injerencias ni intervenciones.

Reconocemos como concilio evangélico la trascendencia de la ley de naturalización, pero si no hay controles efectivos en la frontera y leyes migratorias claras el problema lejos de resolverse se agravará con la presencia de miles de ilegales haitianos y de otras nacionalidades.

COMITÉ EJECUTIVO DE LAS ASAMBLEAS DE DIOS