CONGRESO MUNDIAL PROCLAMA CADA MIEMBRO TENGA VISIÓN MISIONERA.

Después de  la  Gran Depresión económica o el famoso crack en los Estados Unidos a partir del 1939, las Asambleas de Dios duplicaron su membresía, sus misioneros alrededor del mundo y aumentó de manera significativa la cantidad de iglesias.

El derrumbe de la economía no fue obstáculo para el crecimiento de  la obra. Cómo lo hicieron, fue la pregunta que se encargó de responder el reverendo George Wood, Superintendente General de las Asambleas de Dios  en el Cuarto Congreso Mundial de Misiones realizado en Bangkok, Tailandia del 4 al 6 de febrero del 2015.

“Entendieron que la Gran Depresión no había cancelado la Gran Comisión. Crecieron porque nunca disminuyeron su compromiso con misiones, “afirmó durante su comparecencia el reverendo Wood quien destacó que el deseo del Concilio es que cada miembro tenga una visión misionera y un programa y estructura de envío.

En ese congreso estuvieron representantes de unos 70 países. La República Dominicana estuvo representada por una delegación de 7 líderes, encabezados por el Superintendente Nacional, Nélsido Borg Cedeño y la doctora Arisela Morel, Directora Nacional de Misiones.

Borg Cedeño comentó que se recibieron instrucciones y se compartieron testimonios para el fortalecimiento de la red de misioneros, sobre todo estrechar vínculos en lugares difíciles.

Mientras, la Directora de Misiones dijo sentirse altamente impresionada por las jornadas que le tocó vivir en Tailandia donde la intervención del reverendo  David Mohan, Superintendente General en la India tocó su corazón.

Mohan criticó a los líderes que se preocupan por desarrollar un evangelismo tipo Hollywood, es decir, de protagonismo e imágenes bonitas. “No necesitamos títulos y más títulos, está bien para ti, pero no para todos. Lo que necesitamos son obreros para predicar el evangelio y plantar iglesias, para interceder y dispuestos a pagar el precio, a dar sus vidas.”

El reverendo Brad Walz, presidente de la Comisión de Misiones de la Confraternidad Mundial de las Asambleas de Dios, fue otro de los ministros con una destacada participación en la que reflexionó que solo con la guía del Espíritu y empoderados de la visión misionera se logrará el propósito de Dios.

La cumbre de Bangkok 2015 fue la décima que organiza la Confraternidad Mundial de Misiones de las Asambleas de Dios. La primera se realizó en 1993 en Seúl, Corea del Sur con frecuencias irregulares, pero a partir de Tailandia será cada 3 años.

La obra misionera dominicana de las Asambleas de Dios en la actualidad mantiene obreros en Haití, Belice y La India, entre otros lugares.