Cristiano torturado por predicar el evangelio en la cárcel defiende sus derechos

Un hombre cristiano ha compartido su historia de cómo fue encarcelado, torturado y dejado casi muerto de hambre por compartir su fe en una cárcel de Eritrea, además ha acusado recientemente al gobierno, dando a conocer los abusos de lesa humanidad a la Comisión de Investigación sobre los Derechos Humanos de la ONU.

“Te llevan afuera sin nada en el sol caliente, te hacen sufrir y te dejan en el frío de la noche; yo estaba orando y Dios me dijo, ‘No tengas miedo. Ya pasará. Ten fe ‘, dijo el hombre identificado como Yohan.

Yohan había sido enviado a la cárcel en 2003 por predicar el Evangelio, después de que no se presentara al servicio militar obligatorio a los 18 años, lo cual es ilegal en Eritrea. Sostuvo que era un propósito para su vida, así que comenzó a predicar la palabra de Dios. Sin embargo, “Ellos no permiten predicación alguna, ni movimientos religiosos, solo tres denominaciones son legales dentro de Eritrea, la católica, luterana y ortodoxa; todas las demás estaban prohibidas “, dijo Yohan. Por esta razón, él fue torturado hasta casi perder la vida.

La Comisión de las Naciones Unidas dio a conocer un informe en el que encontraron “violaciones de derechos, que han sido y están siendo cometidos en Eritrea”, y dijo que algunas de las acciones del gobierno pueden constituir “delitos de lesa humanidad.”

Yohan logró escapar por la misericordia de Dios, se fue a Sudan y ahora vive como asilado en EEUU,  ahora el cuenta su testimonio al defender sus derechos.