Inicio » Noticias » DESAFIAN A CREYENTES A SER RELEVANTES
DESAFIAN A CREYENTES A SER RELEVANTES

DESAFIAN A CREYENTES A SER RELEVANTES

Con un ferviente llamado a ser primero creyentes relevantes para lograr una iglesia relevante se realizó la septuagésima séptima convención nacional de las Asambleas de Dios en la Republica dominicana los días 7 al 9 de enero.

Los más de mil pastores, ministros, obreros y delegados de todo el país que participaron en el magno evento escucharon las charlas y mensajes todos alrededor del tema Hacia Una Iglesia Relevante, con metas definidas para los próximos 5 años.

Se trata del plan estratégico 2015-2020 para fomentar iglesias que crezcan en calidad y cantidad y sean de un profundo impacto en la sociedad dominicana. Entre sus ejes estratégicos se citan la revitalización de las congregaciones, empoderar a los departamentos de la operatividad estratégica del Concilio, terminar la construcción del Centro Conferencial y reforzar la identidad como Asambleas de Dios.

En una charla magistral, el secretario ejecutivo del Concilio, Abel Encarnación, ofreció amplias explicaciones y respondió preguntas sobre los alcances de este plan estratégico que busca conectar con la sociedad a través de una proclamación del evangelio sin barreras y producir discípulos con vocación de servicio integral.

Los ministros Julio Sánchez, pastor en Nueva Jersey; el Superintendente Nelsido Borg Cedeño y Elvis Samuel Medina, obispo de la Iglesia de Dios y enlace entre el Poder Ejecutivo y las iglesias evangélicas coincidieron en sus predicas en exhortar a los obreros del Señor a trabajar en pro del Reino y no con deseos netamente personales.

El secreto para ser relevante es primeramente ser siervos, diseñados para el servicio a Dios y a los demás y sentir agrado en las labores propias de ministerio. “Si usted no siente agrado y satisfacción en el trabajo que realiza, deje esto”, proclamo el Superintendente Borg Cedeño en su mensaje el segundo día de la convención.
Para cumplir con los estatutos se realizaron elecciones en las que fueron reelectos los ejecutivos Gustavo Casado, Darío Mateo y Esteban Sánchez Pouriet como vice-superintendente, tesorero y vocal, respectivamente.

Trescientos sesenta y cinco obreros fueron promovidos a predicadores ministeriales, exhortadores, licenciados y ministros ordenados en una bendecida ceremonia presidida por los principales ejecutivos de la organización.

Entre los invitados especiales estuvieron presentes el exsuperintendente Manuel de Jesús Cruz; Fidel Lorenzo, presidente de CODUE y Flavio Rosario, obispo de la Iglesia de Dios de la Profecía, además de misioneros y pastores procedentes de Estados Unidos.

La convención sirvió para reimpulsar –en un giro inesperado, pero movido por el Espíritu Santo- la construcción del Centro Conferencial Nacional, obra paralizada desde hace 5 años. Más de 5 millones de pesos se lograron en promesas para este año por parte de pastores, iglesias, el gobierno y concilios amigos.

El evento termino la noche del viernes con el poderoso mensaje del ministro Medina y con la ceremonia de la Santa Cena para cerrar en un ambiente lleno de la presencia divina y con un hecho altamente significativo. Fue el momento cuando se abrazaron –como señal de hermandad, unidad y compañerismo- los ejecutivos de los concilios Asambleas de Dios, Iglesia de Dios e Iglesia de Dios de la Profecía que son las 3 principales organizaciones evangélicas del país.