Día 18: Éxodo 2 al 4

Lee los capítulos 5 al 7  del libro de Génesis (puedes leerlos dando click aquí: Exodo 2-4)

Notas De Estudio

Capítulo 2: este capítulo inicia con el nacimiento de Moisés bajo las condiciones  que había en Egipto. Los nombres de sus padres no son dados hasta el capítulo 6: Amram, su padre, que se casó con su tía, cuyo nombre era Jocabed. Moisés no era el primer hijo: ya vivía su hermana Miriam (o María) y su hermano Aarón (que también era mayor).
“Su madre vio que el niño tan era hermoso.” (2) ¿Qué madre no piensa que su hijo es hermoso? Aún así, es la perfecta excusa para mantenerlo. Cuando ya no pudo sostener el ocultar al niño, preparó un plan para arrojar al niño al agua (como la orden de Faraón) pero conservar su vida. Aunque la Biblia no dice nada al respecto, no me cabe duda que todo era parte de un plan:
– La hija de Faraón en el río.
– La hermana vigilando la canasta.
– Luego María (la hermana) ofreciendo una niñera que resultaba ser la madre.
Es muy probable que Moisés haya estado con su madre hebrea hasta los 4 o 5 años, que era la edad en que muchos niños dejaban de amamantar. Al tomarlo la hija de Faraón es que lo llama “Moisés” (un nombre egipcio), no sabemos cómo lo llamaba su madre hebrea, tampoco debe preocuparnos pues ese será su nombre de aquí en adelante.
Moisés crece conociendo las costumbres hebreas pero también con los privilegios de un egipcio, lo que le permite moverse con facilidad entre las dos naciones, algo que es totalmente parte del plan divino para su papel en el futuro de la historia de Israel y del mundo.
Al matar Moisés a otro egipcio muestra su preferencia por el pueblo hebreo, es obvio que en una época donde cualquier sospecha de traición era resuelta con la pena de muerte, Faraón quisiera matarlo.
Al huir Moisés llega a una familia de Madián donde su futuro suegro resultaba ser sacerdote de Dios: también algo importante para lo que pasará mientras cruza con los israelitas por el desierto. Ellos ven a Moisés como egipcio, probablemente por la forma en que se encontraba vestido. Tanto en la historia del asesinato del egipcio como en la defensa de las hijas de Reuel, vemos en Moisés un hombre con el deseo de que haya justicia.
La muerte de Faraón aclara el camino para que vuelva a Egipto. Otra vez el “Dios se acordó…” que indica misericordia y anticipa liberación o resolución del asunto.
Capítulo 3: El suegro de Moisés aparece en los libros del Pentateuco con dos nombres: Reuel y Jetro. El encuentro con Dios de Moisés inicia precisamente en Horeb (Sinaí), el monte donde Israel recibirá la ley y la guianza de Dios en un tiempo. El hecho de que ya ahí era llamado “Monte de Dios” indica que se consideraba un lugar sagrado incluso antes de que los israelitas recibieran palabra de Dios frente a él. Para muchos rabinos judíos la zarza ardiente representa que Moisés entra al tiempo de Dios, en otras palabras: el  tiempo se frisó. Esto llama la atención de Moisés, las zarzas como casi toda planta del desierto pueden desaparecer en segundos después de ser tocadas con el fuego.
“Moisés, Moisés” (v. 4): la repetición de un nombre dos veces en la Biblia siempre anticipará una revelación de Dios. El Señor le pide que quite las sandalias, pero Moisés se cubre el rostro (aunque Dios no se lo pidió, pero existía la creencia de que ver a Dios terminaba en la muerte). El Señor muestra su carácter compasivo hacia los Israelitas.
La discusión de Moisés con Dios no significa necesariamente que él se sentía inadecuado, es muy posible que sea parte de una demostración de modestia antes de aceptar la tarea. Casi todos los profetas en la Biblia ofrecen una negativa a la propuesta de Dios como su respuesta primaria.
La pregunta “¿cuál es el nombre de ese Dios?” resulta ser bastante importante. Moisés no creció entre los israelitas así que ignora cuál es el verdadero nombre de este Dios. Abraham, Isaac, Jacob lo conocían como El-Shaddai, para Agar era El-Elyon, ahora se le revela a Moisés con su verdadero nombre:
1- “YO SOY EL QUE SOY” (o “Yo Seré Quien Seré”; otra traducción podría ser “Mi Naturaleza se dará a conocer a través de mis Acciones”): Dios trasciende el tiempo, las edades, el espacio, es el único ser auto-sostenible, que no depende de nada solo de sí mismo.
2- YHWH (que traducimos como El Señor, Yahweh, o se combina con Adonai, que también significa Señor, y da como resultado “Jehová”): es el nombre impronunciable de Dios, los Israelitas tienen prohibido mencionarlo, cuando leen sobre esas letras dicen “Hashem” o “Adonai”. No sabemos exactamente como se pronuncia, pues los hebreos solo tienen consonantes, no usan vocales en sus escritos. Es literalmente, la revelación de un nombre que terminó siendo desconocido por falta de pronunciación, representando lo sagrado y santo de Dios.
Dios revela su plan a Moisés y lo anima a que vaya con confianza.
Capítulo 4: Ante la duda de Moisés de su propia credibilidad, Dios le da tres señales sobrenaturales:
la vara convertida en serpiente, luego vuelve a ser vara;
lepra en sus manos y luego sanidad de esta lepra;
sangre en el Nilo.
Moisés entonces presenta otra excusa: “¡Yo no se hablar bien!”, algo que muchos eruditos interpretan como un defecto fisiológico del habla: tartamudez u otro impedimento. Dios le ofrece a Moisés a su propio hermano Aarón, que sí habla bien para esta tarea.
La historia que se cuenta en los versos 24-26 nos llama la atención porque no estamos seguros cuál es la razón por la que Dios ataca, aunque por la acción de Séfora parece apuntar al hecho de que el hijo de Moisés no había sido circuncidado.
Moisés y Aarón se reúnen con la gente, quienes se convencen, aunque nunca pregunta: “¿Cómo se llama ese Dios?”
Anímate a comentar o preguntar.