Inicio » Noticias » Disciplinas Libertadoras: ¿Dónde está el infierno?
Disciplinas Libertadoras: ¿Dónde está el infierno?

Disciplinas Libertadoras: ¿Dónde está el infierno?

(Por Luís Palau)

Sr. Palau:
Me gustaría saber su opinión sobre la siguiente pregunta: ¿Dónde está el infierno?

Para contestar esta pregunta debo utilizar una fuente de autoridad superior y esa fuente es la Biblia.

La Biblia no determina un lugar específico en donde se encuentra el infierno. Aunque lo más importante no es el lugar, sino la realidad del mismo.

Cuando leemos en los Evangelios lo que Jesucristo dijo acerca del infierno, como en el caso de la historia de “El rico y Lázaro” en San Luchas capítulo 16, notamos que el infierno es un lugar donde las personas que allí se encuentran están conscientes. También podemos observar que el infierno es un lugar de tormento eterno.

Este es un tema importante, aunque mucha gente parece no estar consciente del peligro que implica, ni comprender lo que involucra. Jesucristo nos dice en el Evangelio de San Marcos, capítulo 9:

“Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga”.

De acuerdo con estas palabras de Cristo, nos damos cuenta de que es necesario huir del infierno. Hay que prepararse para no llegar nunca allí, así como cuando uno se entera de que hay un tiroteo en la esquina y, lógicamente, hace todo lo posible por alejarse de ese lugar.

Sólo Cristo puede salvarnos del infierno. En el Evangelio de San Juan, capítulo 3, dice:

“El que cree en el Hijo tiene vida eterna, pero el que desobedece al Hijo no verá la vida sino que la ira de Dios está sobre él”.

Y en el capítulo 5 del mismo Evangelio de San Juan, Jesús dice:

“De cierto de cierto os digo: el que oye mi Palabra y cree al que me envió tiene vida eterna y no vendrá a condenación, ha pasado de muerte a vida”.

Los que hemos aceptado a Cristo estamos a salvo, y no tememos al infierno, ya que Cristo vive en nuestra vida y hemos escogido el camino seguro y de vida eterna en el cielo.

Amable lector, ¿teme usted al infierno? ¿Ya tiene a Cristo en su corazón? ¿Puso su fe en Jesucristo para que tome el timón de su vida? Si aún no ha hecho esta decisión, ahora es el momento.

Publicado bajo licencia escrita del evangelísta y pastor Luís Palau y la Asociación Luís Palau.
Los conceptos emitidos en este articulo son de la responsabilidad de su autor. CristianoDigital.net no se solidariza necesariamente con ningún contenido de tipo doctrinal.