Inicio » Noticias » El pastor Marcos Vidal inaugurara su nuevo templo
El pastor Marcos Vidal inaugurara su nuevo templo

El pastor Marcos Vidal inaugurara su nuevo templo

Siete años después de vender el templo anterior, la Iglesia Evangélica Salem está en la última fase de construcción del nuevo, con 1.300 asientos, que espera inaugurar este año.

La Iglesia Evangélica Salem, de Madrid, está a punto de inaugurar su nuevo templo y sede social: un gran edificio que integrará un auditorio con capacidad para 1.300 personas sentadas, oficinas, aulas, y otros espacios para dar cabida a la acción espiritual y social de la Iglesia.

Está situado en el número 2 de la calle Cidro, en el Barrio Buenavista de Madrid, también conocido como Polígono de Aguacate y “la milla de oro evangélica” ya que en esta zona hay un gran número de iglesias y sedes de entidades evangélicas, dada su buena comunicación y la relativa buena relación calidad-precio en comparación con otras zonas de Madrid.

El nuevo templo se encuentra en la última fase de su construcción y se espera que pueda ser inaugurado a lo largo de este año 2015, en una fecha aún sin determinar.

El conocido cantautor Marcos Vidal, pastor de la Iglesia Evangélica Salem de Madrid, explica a Actualidad Evangélica cómo han sido una iglesia “nómada” tras no poder construir en un terreno de su propiedad,“nunca obtuvimos permisos para comenzar a construir”.

Manifiesta su agradecimiento a la Iglesia Evangélica Betel que les han permitido estar celebrando sus cultos en su lugar de reunión durante estos años.

En cuanto a las obras, “ya están muy avanzadas y nuestros planes son trasladarnos para la segunda mitad de este año, a partir del verano, si Dios quiere” dice Marcos Vidal. Faltan detalles de remates (electricidad y acabados) sin que haya aún una fecha definitiva.

El nuevo templo tendrá una cabida para mil trescientas personas sentadas, aunque ”el equipamiento será austero ya que tampoco nos sobran los recursos, pero trataremos de que sea todo lo digno que se pueda, y acorde al edificio” dice Vidal.

En este tiempo de transición, “quizá lo más relevante haya sido la importancia que han cobrado los grupos de hogar en nuestra iglesia, algo que antes no existía” concluye el pastor.