Inicio » Devocional » EL TRASFONDO DE UN SUSURRO
EL TRASFONDO DE UN SUSURRO

EL TRASFONDO DE UN SUSURRO

#NoticiasCristianas

Por favor haz clic aquí para votar por nuestra amiga Jennifer para respaldar su entrada al concurso de canto Project Aloft Star de MTV. ¡Muchas gracias!

Entró en la tienda acompañado de otro joven de más o menos su misma edad. Iba bien vestido y andaba con ese aire de aplomo tan característico de muchos jóvenes de hoy en día, ese caparazón de autoconfianza que suele ocultar un sentimiento de inseguridad y en ocasiones una cicatriz dejada por una profunda herida emocional.

Me gusta observar a la gente. ¿Qué puede ser más fascinante, misterioso y cautivador que una vida humana? ¿Qué se esconde detrás de esa expresión de aparente normalidad, esa ropa pulcra y ese corte de pelo impecable?

Estábamos los dos junto al mostrador, a la espera de que nos atendieran, cuando él recibió una llamada y decidió salir aprisa del negocio. Camino de la puerta, se inclinó hacia mí y me dijo unas palabras al oído:

—Tienes una hermosa voz.

Me sobresalté. «¡Qué raro decirle eso a una extraña!», pensé.

Lo estudié con la mirada para determinar si nos conocíamos de alguna parte; pero nada, no lo reconocí. De cuando en cuando, como parte de nuestro apostolado, canto; pero no recordaba haber visto nunca a ese muchacho.

—¿Disculpa?
Sus mejillas bien afeitadas y ligeramente bronceadas se sonrojaron, y me hizo un gesto que no supe interpretar.

—No entiendo. ¿Nos conocemos?

Asintió con la cabeza, y con una mueca me susurró:

—En la cárcel.
Entonces me acordé. Seguramente nos habíamos conocido en una de las funciones benéficas que nuestra agrupación hace con regularidad para los internos de la cárcel municipal.

Entendiendo que él no deseaba que todo el mundo se enterara de esa etapa sombría de su vida, me limité a sonreírle para indicarle que lo había reconocido y que me alegraba de que lo hubieran soltado.

Enseguida tuvo que irse; su amigo lo estaba llamando desde afuera.

Pero antes me dijo unas últimas palabras en voz baja:
—Gracias por visitarnos.

A partir de hoy, trata a todas las personas con las que te encuentres como si fueran a morir antes de medianoche. Manifiéstales toda la consideración, amabilidad y comprensión de que seas capaz, sin el menor afán de recompensa. Tu vida no volverá a ser la misma. Og Mandino (1923–1996)

El amor y la bondad nunca son inútiles; siempre tienen una influencia positiva. Barbara de Angelis (n. 1951)

La amabilidad es un lenguaje que los sordos oyen y los ciegos ven. Mark Twain (1835–1910)

Ningún acto de amabilidad, por pequeño que sea, es una pérdida de tiempo. Esopo (c. 620–564 a. C.)

Filipenses 2:4 (NVI) Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás.

Efesios 4:32 (NVI) Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.

Juan 13:34-35 (NVI) »Este mandamiento nuevo les doy: que se amen los unos a los otros. Así como yo los he amado, también ustedes deben amarse los unos a los otros. De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros.

Ver Contenido Completo