Empresas prueban el reconocimiento facial en lugar del PIN de la tarjeta

Pronto, el reconocimiento facial podría ser una alternativa al pago mediante tarjeta de crédito. En otoño, MasterCard iniciará un programa en fase experimental para integrar este tipo de tecnología de manera que los usuarios podrían validar sus pagos haciéndose una selfie.

De esta forma, la empresa de pago electrónico da un paso más en el uso de los llamados sistemas biométricos, mecanismos que están llamados a sustituir a las contraseñas y que consisten básicamente en que los rasgos únicos de cada cuerpo se convierten en el sistema de verificación.

El funcionamiento del sistema que testará MasterCard permitirá al usuario seleccionar la opción de reconocimiento facial en la misma aplicación que también permite llevar a cabo la identificación mediante huella dactilar. A continuación, la cámara delantera del Smartphone se activará para detectar la cara del cliente y la validación se produciría con un simple parpadeo de los ojos.

La aplicación escanea la cara, convierte la imagen en un código que se guarda en el teléfono y que la compañía comprueba en sus servidores de forma automática. En la prueba piloto participarán unas 500 personas. Las grandes compañías de móviles (Apple, BlackBerry, Google, Microsoft o Samsung) colaborarán en la iniciativa.

Estos sistemas todavía crean muchas dudas a los expertos. Un especialista en seguridad consideró al respecto, en declaraciones a la cadena británica BBC, que el reconocimiento facial debe complementarse con “capas adicionales de seguridad”.

“Google trató de reconocimiento facial en los teléfonos Android y había un montón de problemas en los primeros días”, alertó Ken Munro, investigador de seguridad en la compañía Pen Test Partners. Incluso Google admite que el reconocimiento facial es todavía un sistema “menos seguro que un PIN o una contraseña” en la página web de uno de sus dispositivos.