“En poco tiempo todos tendremos chips implantados”

#NoticiasCristianas

Raymond McCauley, jefe de Biotecnología de Singularity University, explica los avances en el desarrollo de la tecnología aplicada al cuerpo humano.

Según este experto dentro de poco “podremos manipular el ADN de los niños para eliminar muchos de los riesgos que tienen de sufrir enfermedades a las que están predispuestos genéticamente”.

“Elegiremos la genética de los niños que nazcan”, dice McCauley, considerando que “tradicionalmente los padres han elegido lo que es mejor para sus hijos pero ahora podremos decir: este niño nunca tendrá que sufrir una enfermedad”.

Según el investigador “estamos a punto” de conseguir modificaciones genéticas que supriman la posibilidad de desarrollar enfermedades congénitas. “Para mucha gente va a ser esperanzador poder suprimir una enfermedad que nos ha acompañado por generaciones en nuestros genes e incluso eliminar la posibilidad de desarrollar cáncer o el VIH. Podríamos hacer a alguien inmune al VIH suprimiendo dos genes”, comenta McCauley.

Aunque la modificación genética no perseguirá “convertirnos en superniños”, McCauley expresa a continuación otros posibles desarrollos que sí parecen ir en esta línea. “Podremos saber qué genes nos hacen más inteligentes y podremos potenciarlos; o qué genes nos hacen estables emocionalmente, y además podremos eliminar los genes que nos hacen estar un poco locos. Esto creo que es bueno para todos”, dice.

Para McCauley es cuestión de tiempo – muy poco – que todos comencemos a llevar chips implantados en nuestro cuerpo. Él mismo explica que lleva uno insertado en su mano.

“La gente ya lleva dispositivos que controlan cuantos pasos das o tus pulsaciones. Pero estos dispositivos – todavía externos – se van a fusionar con nosotros y acabarán dentro de nuestro cuerpo”, dice McCauley.

En el chip que lleva en su mano tiene conectividad con su smartphone, una capacidad de 1GB de memoria, donde almacena datos sanitarios o contraseñas.

“En dos o tres años la gente que tiene enfermedades como diabetes tendrá un chip interno que medirá cosas como la glucosa en sangre, o también personas con riesgo de cardiopatía lo llevarán”, agrega McCauley.

A las funciones médicas se sumarán otras posibilidades. “Comando y control”, explica el experto. “Abrir la puerta de casa, o el coche, o hacer una búsqueda en internet” será posible desde estos chips insertados en nuestro cuerpo.

“En el futuro todos seremos nuestra propia red personal”, concluye Raymond McCauley.

Ver Contenido Completo