Enfurecidos campesinos de Veracruz intentan linchar a policías de Puebla

Unos 300 campesinos mexicanos de cinco congregaciones del estado de Veracruz limítrofes con el estado de Puebla desarmaron, golpearon e intentaron linchar a policías del municipio poblano de Cañada Morelos, luego de que estos intentaran extorsionar a un grupo de comerciantes locales.

Cansados de los secuestros y asaltos cometidos por delincuentes del estado vecino, habitantes indígenas de los municipios veracruzanos de Atzompa, Atlahuilco y Acultzingo detuvieron el pasado domingo por la mañana a cinco policías, a los que golpearon con puños, pies, palos y piedras, y quemaron al menos tres patrullas. El desencadenante de los hechos fue que los cinco agentes habrían privado de libertad a tres comerciantes de Atlahuilco, informan los medios locales. 

El choque estuvo a punto de terminar en una tragedia, pero los uniformados de Puebla fueron rescatados por un convoy integrado por elementos de la Marina Armada de México, la Secretaría de Seguridad Pública y la Fuerza Civil a bordo de nueve unidades todoterreno.

La patrulla policial, acompañada por al menos 40 camionetas y vehículos particulares con habitantes de Atzompa, Atlahuilco, Acultzingo, Tecamalucan y otras comunidades, llevó a los agentes de Puebla hasta el Palacio Municipal de Ciudad Mendoza (Veracruz), donde fueron entregados.

Los habitantes enfurecidos afirmaron que estos detenidos son responsables del asesinato de al menos cuatro personas de comunidades rurales, y que continuamente asaltan a los comerciantes o los secuestran en acciones que se han convertido en un problema interestatal.