Estados Unidos y Cuba listos para reiniciar negociaciones la próxima semana

La próxima ronda de conversaciones sobre la reanudación de relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos será la próxima semana en Washington, informó una delegación de senadores estadounidenses, quienes dijeron esperar que las partes lleguen a un acuerdo pronto.

Mark Warner, demócrata por Virginia, Claire McCaskill, de Virginia, y Amy Klouchbar, de Minnesota, hicieron su primer viaje a La Habana el fin de semana para respaldar una ley impulsada por el gobierno cubano que busca levantar el embargo comercial de Estados Unidos a Cuba.

Los equipos de negociadores, encabezados por la secretaria adjunta de Estado para las Américas, Roberta Jacobson, y la principal diplomática cubana para asuntos estadounidenses, Josefina Vidal, trabajan para resolver exigencias cubanas, como la eliminación de restricciones bancarias a sus diplomáticos en Estados Unidos y límites al apoyo de Washington a grupos disidentes que el gobierno de la isla considera ilegales.

El gobierno norteamericano quiere que se eliminen algunas de las fuertes medidas de seguridad que se aplican alrededor de su Oficina de Intereses en La Habana y se permitan los viajes sin cortapisas de sus diplomáticos en la isla, entre otros temas.

“Aguardamos con esperanza y expectativas que en las reuniones de la semana próxima en Washington entre el gobierno cubano y el Departamento de Estado logremos avances”, señaló Warner a los reporteros en La Habana este martes por la mañana.

Si bien no indicó si esperaba que los asuntos pendientes se resolvieran en la próxima ronda de negociaciones, señaló a un nutrido grupo de periodistas -la mayoría, de la prensa cubana- que los diplomáticos se mueven con mayor lentitud de lo que quieren los políticos.

Los próximos tres a seis meses son claves para que se logren avances en la normalización de los lazos entre Cuba y Estados Unidos, aseguró.

“Francamente, soy optimista porque las negociadoras son mujeres y sabemos cómo hacen las cosas”, sostuvo McCaskill.

“No creemos que nada vaya a obstaculizar la posibilidad de restaurar completamente las relaciones diplomáticas, esperemos que pronto”.