Foto viral cambia la vida de un niño de la calle

#NoticiasCristianas

A uno se le hace difícil imaginar que yendo en el interior de un autobús por cualquier ciudad mínimamente civilizada pueda ver en un momento dado, a través de la ventanilla, a un niño pequeño que, sentado en un minúsculo taburete y con la ayuda de una pequeña mesa, estudiando en medio de la acera en plena noche a la luz de un McDonald’s.

Pero exactamente eso es lo que ha ocurrido en Cebu, Filipinas.

A Joyce Gilos Torrefranca, una joven estudiante de Medicina, la imagen le impactó tanto que no dudó en tomar una fotografía y subirla a su Facebook.

La foto se hizo viral enseguida, con el pequeño Daniel enfrascado en sus deberes y ajeno al mundo que le rodeaba.

El impacto de la instantánea de Joyce motivó que la cadena ABS-CBN News quisiera localizar al chico, y al encontrarlo y conocer su historia se quedaron sin habla.

El pequeño Daniel, junto a su madre Espinosa y sus dos hermanos -su padre murió- viven en un puesto de comida sin paredes, en la que la madre trabaja, desde que perdieran la casa por un incendio.

Espinosa gana sólo 80 pesos al día, equivalente a menos de euro y medio o 1.77 dólares.

El pequeño Daniel suele ir a la escuela sin comida ni dinero, y estudia en la calle todas las noches, usando la luz de un McDonald’s para poder leer.

A pesar de las dificultades, Daniel estudia con esmero soñando en convertirse algún día en policía, explicó el pequeño. Su padre, cuando vivía, le animaba a que esa fuera su profesión cuando fuera mayor.

“Es muy estudioso”, explicó su madre a AFP. “Él insiste en ir a la escuela incluso sin mucho dinero, porque no tengo mucho que darle. Siempre me dice: mamá, no quiero ser pobre, quiero alcanzar mis sueños”.

Desde que la imagen se hizo viral, Daniel y su familia han recibido muchas muestras de apoyo. Además de dinero en efectivo, Daniel supuestamente habría recibido material escolar, uniformes, una lámpara para leer y una beca que sería suficiente para cubrir la escuela y la universidad, gracias a un político regional llamado Samuel Pagdilao.

La iglesia local, el gobierno y la oficina de seguridad social también han recibido donaciones a nombre de Daniel. Incluso su madre ha recibido dinero para poder empezar un negocio.

Todo por una foto sacada desde un autobús por una desconocida, que supo ver además de mirar por la ventanilla.

Ver Contenido Completo