Inicio » Hogar de Ancianos
Hogar de Ancianos

Hogar de Ancianos

En 1991 se fundó el Hogar de Ancianos Eliseo Alvarez Luna. Su nombre lo toma de un hombre de bien, que se dedicó en cuerpo y alma a servir al prójimo. A su muerte dejó una herencia la cual fue utilizada para dar el primer paso a tan hermoso proyecto.

Somos una institución sin fines de lucro que quiere servir en esta etapa tan delicada de la vida, en un lugar donde se brinde amor, comida, atención, vivienda, y donde se suplan las necesidades de aquellos que envejecen y necesitan de una mano de amor.
Ya el Hogar ha dado servicio a aproximadamente 70 ancianos. Algunos de estos viviendo aquí largos periodos de tiempo, hasta su muerte.

Actualmente tenemos 18 ancianos y no contamos con espacio para más, por lo cual estamos proyectando nuevas edificaciones y así aumentar el número de viviendas en etapas. Tenemos suficiente terreno para edificar nuevas viviendas y mejorar las existentes, pero para esto necesitamos la ayuda de todo aquel que se sienta identificado y tenga los recursos y el deseo de aportar en esta obra de amor.

Estamos abiertos a recibir cualquier persona sin importar su credo o clase social. Nuestro deseo es servir a nuestra comunidad, la cual necesita tanto de estos servicios.
Nuestros Valores
Amor
Dignidad
Respeto

Nuestra Visión

Proporcionar atención integral al adulto mayor del país.

Nuestra Misión

Proveer un espacio saludable y seguro para que una persona mayor pueda pasar con dignidad la última etapa de su vida.

Contáctenos

Si quiere contactarnos, puede dirigirse a la Dra. Rosa María Fuertes, Directora del Hogar de Ancianos Eliseo Alvarez Luna:

T: 809-570-7033
E: Rosama_fd@hotmail.com
HOGAR.ANCIANO@VERIZON.NET.DO
D: C/Mella No. 27, Las Palomas, Santiago, República Dominicanan.

Cómo Cooperar?

Actualmente, el Hogar de Ancianos es sustentado por ofrendas del concilio de las Asambleas de Dios, de otras iglesias, hermanos y amigos de dentro y fuera del país, así como por empresas e instituciones que se dedican a ayudar voluntariamente, donando de su tiempo y sirviendo a los ancianos con amor.

Patrocinando a un anciano:

Con una ofrenda especial
Mediante donaciones de productos alimenticios
Mediante un compromiso mensual de donación
Colaborando para la compra de un vehículo para el hogar
Cooperando con la construcción de las habitaciones
Donando tiempo para servir a los ancianos
Donando tiempo para participar con los ancianos en actividades creativas
Donando talento para alegrar y compartir el arte, la música y el teatro con los del Hogar