Huyen los cristianos de Aleppo ante avance del Daesh

Tras caer Palmira en manos del ISIS, a 200 kilómetros de la ciudad siria, los pocos cristianos que quedan en la ciudad se plantean abandonar su hogar para salvar la vida.

El ruido de explosiones y disparos es habitual en los últimos tres años en Aleppo, una de las ciudades que se disputan los rebeldes sirios y el ejército de Al Asad, que en los últimos días empieza a ser amenazada por el avance del Daesh, el autodenominado Estado Islámico.

Tras caer la histórica ciudad de Palmira, Aleppo podría ser un próximo objetivo para los yihadistas. Es por ello que muchos cristianos huyen de la ciudad hacia zonas costeras, algo más seguras.

Aleppo es una zona en disputa entre las fuerzas del régimen sirio y la oposición rebelde, y hay una participación cada vez mayor de las fuerzas yihadistas, incluyendo combatientes de ISIS. El barrio cristiano fue bombardeado durante el fin de semana de Pascua, con un saldo de 15 muertos y numerosos heridos.

La hermana Demerjian explicó que “los cristianos están tomando con ellos todo lo que pueden llevar y buscan refugio en la costa o en el ‘Valle de los cristianos’. No sé cuántos se han ido pero son varios miles. Las zonas cristianas parecen vacías”.

“Los cristianos de Alepo están todavía en estado de shock, los ataques de Pascua fueron muy duros. Las personas se asustan con cada ruido fuerte. Muchas personas, una vez más se encuentran viviendo entre ruinas. Una mujer encontró a sus hijos inmóviles entre los escombros pero, afortunadamente, habían sobrevivido. Otros perdieron la vida en los ataques. El domingo de Pascua enterramos muchos de nuestros hermanos y hermanas. Fuimos de un funeral a otro. Era tan triste”, expresó.

“¿Pueden imaginar el sufrimiento de estas familias? Los que han sobrevivido están profundamente heridos por dentro, en lo profundo de su alma. Pero hemos crecido acostumbrados a las bombas y a la muerte. La gente sigue en marcha, con la ayuda de Dios”, añadió.

La organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional denunció en un reciente informe que en Aleppo se estaban cometiendo crímenes contra la humanidad, por parte del ejército sirio leal a Al Asad.

Según AI, se han practicado “atrocidades” con bombardeos en barrios de civiles. “Estos ataques continuos en áreas residenciales – dijo Philip Luther, director de AI en Oriente Medio – son crímenes de guerra. El gobierno sirio parece haber adoptado una política cruel de castigo colectivo contra la población civil de Aleppo”, denunció.