Ingenuas preguntas sobre el nuevo acto circense de los políticos

Cuando no se sabe algo y usted tiene interés en aprender, debe preguntar, como la manera más fácil de saber. Es esa la razón por la cual digo que desconozco el contenido del tan cacareado proyecto de Partidos Políticos y me veo obligado a preguntar, de manera muy ingenua, y  muy a pesar de que estas preguntas se conviertan en un arroz con mango.En algo así, como el asunto que motiva estos cuestionamientos.

Y, la verdad es, que en el fondo no me interesa; no me llama la atención; no me llamo a engaños porque se, y lo sé porque siempre así ha sido, y no creo que este proyecto sea la excepción a la regla procediendo de donde viene, sino más bien, no sea más que otra tragicomedia de muy mal gusto y de mayor engaño a lo cual nos tienen acostumbrados. Porque “los políticos -al igual que los bomberos-, no se pisan las mangueras”; no hay ley aprobada que cohíba sus apetencias y privilegios, creo, que tanto “ésta cosa”, como otras tantas, ha nacido natimuerta.

Enmiendas por aquí; ocultos vericuetos por allá; vías de escape o evasión inteligentemente camufladas;aseveraciones bellamente articuladas para confundir, en fin, no hay esperanzas de que este otro acto circense, no sirva para otra cosa que para hacer bulto, cosa esta para la cual “nuestros honorables” son especialistas.

Inicio mis cuestionamientos tratando de paliar aun sea en lo mínimo mi extensa incredulidad y falta de conocimiento y más, cuando se trata del enigmático accionar político, preguntando: ¿Está contemplado en esa cosa, la eliminación del cofre y el barril?; ¿La eliminación del dinero que se asignaron nuestros “honorables” por la cantidad de votos obtenidos?; ¿Se eliminarán las partidas para las habichuelas con dulces; para las canastillas; para los Partidos Políticos; para hacer liderazgos mediante planes de asistencia médica; para las canastas o cajas navideñas? O acaso, ¿se contempla que los representantes pasen a laborar en Salud Publica y viceversa?

Continuo preguntando hasta ahogar mi ignorancia; ¿se limitarán las entelequias de partidos políticos que día a día crecen y son reconocidas por la JCE sin saber de dónde sale tanta gente para el reconocimiento de las mismas? ¿Se ha tomado en cuenta que la Junta Central Electoral haga un cruce de padrones de los partidos para eliminar en unos y otros cada vez que aparezca un ciudadano inscrito en dos o más partidos o entelequias?

No sé, pero son tantos los casos que desearía cuestionar, que todo aquel que lea esto creerá que vivimos en una tribu, gobernada por una claque política, que más bien parecen dueños de las mejores parcelas de una gran finca que han dividido a su mejor conveniencia y que en este caso se llama Rep. Dom. A menos, que en el referido proyecto se incluya la congelación de la división territorial –claro, modificando el pedazo de papel aquel- y total, que lo hacen cuando y como le venga en ganas, es decir, que no sería nada nuevo.

¿Contempla la cosa ésta, trabajar en el pedazo de papel para congelar por igual el número de la creciente masa de “representantes”, comenzando por los Regidores hasta los mismos Senadores?, y dentro de ese mismo tenor, ¿se proponen eliminar una de las cámaras de “Honorables”. Total, que al final hay una de más y en nada afectaría nuestra “fortaleza democrática”.

Aún no reciba respuesta alguna, porque sería un iluso el solo pensarlo, aunque sí una malquerencia,sé que todo lo anterior expuesto, es una simple pérdida de tiempo. Harán como siempre, lo que les venga en ganas y éste humilde pueblo, lleno de miseria, se conformará con que continúe sin parar el descarado y denigrante clientelismo político, como única manera de aliviar sus pesares. Eso creo. ¡Si señor!

E-mail:rafaelpiloto1@hotmail.com

Twitter:@rafaelpiloto01