Insolito: facegloria, el facebook que aparenta ser cristiano

La pornografía está prohibida. Es Faceglória, la red social “de la familia cristiana” que acaba de nacer en Brasil con cien mil miembros y que aspira llegar a diez millones en un año.

La red social nació a principios de junio impulsada por 30 personas vinculadas a diversas iglesias y costó unos 13.000 dólares (unos 11.570 euros).

Ya son 100.000 miembros, según Barros, y su meta es llegar a los 10 millones en un año. Faceglória cuenta con un chat y se inspira visualmente en Facebook.

“En cuatro meses no tendremos nada que envidiarle”, presume. Para ayudar a difundir la plataforma, Faceglória fichó a la cantante de música cristiana Bruna Karla (en la imagen que encabeza la noticia) y a la estrella de góspel evangélico brasileña Aline Barros para protagonizar una campaña publicitaria.

El registro es fácil y rápido: solo hace falta una cuenta de email, un nombre de usuario y una foto de perfil. No hay ningún vínculo con Facebook, así que no es posible buscar amigos que usen las dos redes sociales.

El diseño es muy sencillo. En una esquina de la página, un reproductor de música toca canciones religiosas. Faceglória no se asocia a ninguna iglesia concreta o partido político. “Todos son bienvenidos, espiritistas, católicos… El nombre está dirigido a los evangélicos, pero todos pueden participar”, asegura su creador.

Rechaza la etiqueta de tradicional y afirma que permite, por ejemplo, las fotos en biquini “siempre que sea de forma respetuosa. La playa es naturaleza y la naturaleza fue creada por Dios.

No es pecado usar biquini en la playa”. También se puede flirtear, siempre siguiendo los principios de “un ambiente familiar y sano”.

Los gays también son bienvenidos “siempre que respeten los preceptos de Faceglória”, explica su creador. Según él, no pueden utilizar la plataforma para “difundir su ideología”.

“Respetamos a los homosexuales, pero esta red es para la familia y para nosotros la familia es un hombre y una mujer”.

El control del contenido está garantizado por un equipo que supervisa las publicaciones. Aquellos que violen las reglas serán bloqueados.

Los responsables de la red han adquirido el dominio faceglory.com con el objetivo de ampliar la iniciativa a otros países.

Faceglória aún no cuenta con anunciantes, pero Barros admite que, para sostenerse, la web necesitará contar con el dinero de la publicidad.

“Cualquiera puede anunciarse aquí, siempre y cuando los anuncios respeten nuestros principios”, advierte. O Boticário, una marca brasileña de cosméticos que provocó una polémica con una propaganda protagonizada por parejas homosexuales, podría comprar espacio publicitario. Pero no con aquella campaña.