Irak denuncia ante ONU que Estado Islámico trafica con órganos de sus víctimas

El embajador de Irak ante Naciones Unidas solicitó el martes al Consejo de Seguridad de la ONU que investigue las acusaciones de que el grupo Estado Islámico utiliza la cosecha de órganos como medio para financiar sus operaciones.

El embajador Mohamed Alhakim dijo a la prensa que en las últimas semanas, se han hallado cuerpos con incisiones quirúrgicas y sin riñones, u otras partes del cuerpo, en fosas poco profundas.

Dijo que se ha “ejecutado” a decenas de doctores en Mosul por rehusarse a la cosecha de órganos.

Alhakim informó al consejo sobre la situación general en Irak y acusó al Estado Islámico de “crímenes de genocidio” al enfocarse en ciertos grupos étnicos.

El enviado de Naciones Unidas en Irak le dijo al consejo que 790 personas murieron tan solo en enero por terrorismo y conflictos armados.

Macabros hallazgos

Los restos de los cuerpos de 23 personas de la minoría yazidí, muertos a manos de los yihadistas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), fueron hallados el pasado 7 de febrero en una fosa común en el norte de Irak, informó una fuente oficial.

El parlamentario yazidí iraquí Vian Dajil aseguró que los primeros análisis indican que seis de los cuerpos encontrados en la fosa corresponden a niños y otros dos son de mujeres. Todos los cadáveres presentan indicios de haber sido asesinados en los primeros días de la incursión de Estado Islámico en esa zona durante algunos meses del año pasado.

La fosa fue hallada cerca de la aldea de Bardiyan, y fue localizada a partir de información facilitada por un vecino de la zona, informó Fuad Othman, vocero del Ministerio de los Mártires de la región autónoma del Kurdistán iraquí.

Othman precisó que las víctimas murieron por impactos de bala y algunas estaban maniatadas.