Jimmy Carter: “Estoy en las manos de Dios”

#NoticiasCristianas

El ex presidente estadounidense Jimmy Carter informó este jueves en conferencia de prensa en el Centro Carter en Atlanta, que le fue diagnosticado cáncer primero en el hígado y ahora en el cerebro.

Carter explicó ante los medios que le han descubierto cuatro pequeños focos de melanoma en el cerebro.

Es la primera vez que habla públicamente sobre el cáncer que padece desde que reveló la semana pasada que estaba enfermo.

Tras descubrir que padecía esta enfermedad creyó que le quedaban pocas semanas de vida. Sin embargo, se ha mostrado tranquilo y confiado al anunciar que comenzará el tratamiento para la remisión este mismo jueves, si bien ha dicho que “estoy en las manos de Dios, estaré preparado para lo que venga. He tenido una vida maravillosa”.

El 12 de agosto, tras una operación del hígado, Carter informó que tenía cáncer y se había extendido a otras partes de su cuerpo. El lacónico mensaje no identificó el cáncer ni dónde se había originado.

Médicos que no participan de su tratamiento han dicho que esas características podrían determinar sus opciones para el tratamiento. Su padre, hermano y dos hermanas murieron de cáncer de páncreas. Su madre también padeció el mal.

“Me voy a ver obligado a reducir mis actividades drásticamente”, ha reconocido Carter, conocido por tener una agenda muy activa pese a sus 90 años de edad.

En mayo, Carter interrumpió un viaje a Guyana donde debía monitorear unas elecciones.

El Centro Carter-el cual el ex presidente fundó junto a su esposa Rosalynn-anunció que le extirparon una pequeña masa tumoral del hígado el 3 de agosto, y nueve días después Carter dijo que la cirugía reveló que era cáncer.

Carter dijo que seguirá enseñando los domingos en la escuela dominical de la Iglesia Bautista Maranatha en la ciudad de Plains, Georgia.

Carter, el presidente número 39 de Estados Unidos, era prácticamente desconocido en la escena nacional cuando derrotó al presidente Gerald Ford en las elecciones de 1976. Pero una serie de crisis de política exterior, en particular la de los rehenes de Irán, significaron su derrota y la victoria de Ronald Reagan.

Ver Contenido Completo