Inicio » Noticias » Justo Lamas busca ganarse el corazón de adolescentes y jóvenes
Justo Lamas busca ganarse el corazón de adolescentes y jóvenes

Justo Lamas busca ganarse el corazón de adolescentes y jóvenes

No se trata de un maquillaje o cambio de estética, pero sí de un cambio sustancial en la vida y ministerio de este artista que supo ganarse el corazón de los adolescentes y jóvenes de Argentina y los Estados Unidos.

Justo Lamas incursionó, hace tres años, en el mundo de la televisión, produciendo y conduciendo un programa que lleva por nombre “En el lugar Justo”, en el que explora las distintas corrientes artísticas, sociales y culturales de la juventud argentina. Este espacio que tiene sus envíos a través del canal de noticias C5N, hizo que Justo se posicionara hoy día como uno de los referentes cristianos en los medios masivos de comunicación, y se convirtiera en una palabra autorizada a la hora de motivar a la juventud.

Por esta razón es que Justo Lamas se encuentra, por estos días, mostrando una faceta que, si bien no es desconocida, no era tan explotada años anteriores, cuando sus apariciones tenían que ver más que nada con la música. Las charlas motivacionales, conferencias o talleres, cualquiera sea el formato, son las actividades que mantienen ocupado a Justo en el ámbito de las escuelas, iglesias o instituciones que lo requieran.

“Tantos años trabajando entre adolescentes, enterándome de historias que mostraban la vulnerabilidad de un segmento que suele ser carne de cañón en ciertos ámbitos de la sociedad, hizo que no me quedara con los brazos cruzados”, dice Justo. “Siempre me gustó cantar y a pesar de mi impedimento físico –fui tartamudo desde niño- pude darme el gusto de vivir la mitad de mi vida de lo que me apasionaba. Esta historia, que es mucho más larga, por cierto, puede no ser sólo mía, sino también de cientos de jóvenes que hoy no tienen ese espaldarazo que los lleve a seguir adelante. Entonces, pretendo llevar esperanza a quienes tienen sueños aún sin realizar, diciéndoles que todo es posible si la fe está intacta”.

En esta etapa de la vida de Justo, ya con una vasta experiencia encima, se podría decir que su paso por la música durante casi 20 años se convirtió ahora en el motor de sus conferencias.