Inicio » Noticias » Mataron al nuevo jefe del Estado Islámico! Irak afirma que murió en un bombardeo
Mataron al nuevo jefe del Estado Islámico! Irak afirma que murió en un bombardeo

Mataron al nuevo jefe del Estado Islámico! Irak afirma que murió en un bombardeo

El Ministerio de Defensa de Irak anunció este miércoles que la mano derecha y sucesor de Abu Bakar al Baghdadi al frente del Estado Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) murió como consecuencia de un ataque aéreo en la ciudad norteña de Tel Afar, cercana a la frontera con Siria.

En un video que acompaña al comunicado, una finca es alcanzada por un bombardeo aéreo y estalla. El video, que tiene el logo del Ministerio de Defensa de Irak, señala que el ataque fue llevado a cabo por la coalición internacional que combate a ISIS en Medio Oriente.

“Basados en precisos informes de inteligencia, la coalición internacional golpearon al N°2 del grupo terrorista ISIS, Abu Alaa al Afri”, dice el comunicado. Agrega que otro oficial de alto rango al igual que otros miembros de la jerarquía del grupo murieron en el ataque contra una mezquita de Tel Afar.

Al Afri había sido señalado como sucesor de Abu Bakar al Baghdadi, líder del grupo, después de que éste cayera herido de gravedad durante un ataque previo. Los reportes indicaban que ya no podía conducir al grupo día a día y había delegado esa tarea en Al Afri, un ex físico que era su mano derecha.

El comunicado no ha tenido aun respuesta “oficial”, ya sea para desmentir o para confirmar la especie, de parte de las cuentas identificadas con el Estado Islámico en las redes sociales.

Sin embargo, algunos señalan que no ha sido Al Afri quien ha fallecido sino otro yihadista de prestigio entre sus secuaces, Akram Qadouli, también conocido como Hajji Maysar, un oficial de seguridad de Níneve.

Favorito de Osama bin Laden

El periodista especializado Zaid Benjamin indica en su cuenta de Twitter que Abu Alaa al Afri era un ex profesor y miembro del gobierno de Saddam Hussein antes de su caída. Se cree que está en sus 50 años y que estuvo prisionero de los EEUU a mediados de la década pasada. Fue un amigo cercano de Al Baghdadi, con quien comparte ideales.

Por su parte, Newsweek indica que Al Afri estaba ubicado en Al Hadar, Mosul. Su ascenso en las filas de ISIS llevó a que se lo reconozca como un líder tanto o más importante que Baghdadi: “Sí, más importante y astuto y con mejores relaciones. Es un gran orador y muy carismático”, declaró el Dr. Hisham al Hashimi, consejero del gobierno de Irak, al medio norteamericano.

Además es respetado por otros yihadistas que ocupan puestos jerárquicos: “Todos los líderes de Daesh creen que tiene sabiduría, capacidad, liderazgo y administración”, dijo el asesor gubernamental.

El maestro terrorista

Sobre su vida previa a unirse a ISIS, se sabe que fue profesor de Física en Tel Afar, una ciudad de Nínive, y que ha realizado docenas de publicaciones y estudios religiosos sobre la sharia. Hashimi afirma que fue un seguidor de un prominente impulsor del yihadismo, Abu Mussab al Suri.

En 1998 estuvo en Afganistán, antes de convertirse en un referente de Al Qaeda en Irak y unirse a Abu Musab al Zarqawi. Tenía bajo su control el cumplimiento de la sharia en el norte del país y era “muy estricto”, según la definición de Hashimi.

Se cree que Al Afri era el elegido de Osama bin Laden para convertirse en emir de Al Qaeda en Irak después de la muerte de sus antecesores, Abu Omar al Baghdadi y Abu Ayyub al Masri.

Otro de los especialistas consultados por Newsweek es Hassan Hassan, coautor del best seller de New York Times ISIS: dentro de la armada del terror. Coincide en que el papel de Al Afri en la organización creció en los últimos tiempos y que había desplazado a Abu Ali al Anbari como mano derecha del califa después de las derrotas de ISIS en Irak y Siria a comienzos de 2015.

Previamente estaba encargado de coordinar las acciones del gobierno central con los emires de las diferentes regiones del califato en formación, una tarea clave: “Esto indica la profunda confianza que le tiene Baghdadi, ya que este puesto es el nexo esencial entre el máximo nivel de ISIS y sus escalones menores”, afirma Hassan. También se le atribuye ser el “coordinador general de asuntos de mártires y mujeres”.

Su ascenso fue visto como un desplazamiento de Al Baghdadi, que mantuvo su rol de el “líder supremo”, pero en la práctica Al Afri tomaba decisiones ejecutivas y solamente consultaba a su califa en los temas más trascendentes.