Nigeria sustituye su presidente cristiano por uno musulmán

La oposición, con un candidato musulmán, gana por primera vez en unas elecciones democráticas en Nigeria

El ex líder militar Muhamadu Buhari, de fe musulmana, ha ganado las elecciones presidenciales celebradas el pasado sábado en Nigeria, siendo la primera vez que la oposición consigue arrebatar el poder al Partido Democrático del Pueblo (PDP).

Los nigerianos eligieron este sábado a su presidente en las elecciones a priori más disputadas desde que en 1999 se reinstauró la democracia y en las que el actual presidente, el cristiano Goodluck Jonathan, buscaba un segundo mandato frente al antiguo gobernante militar Muhamadu Buhari y en el que la insurgencia del grupo islamista Boko Haram estuvo presente como telón de fondo.

El resultado final lo ha anunciado la Comisión Electoral poco después de que concluyera el recuento de votos que ha dado la victoria a Buhari en los 36 estados nigerianos, sumando 15,4 millones de papeletas, frente a los 13,3 millones de votos de Jonathan.

Según un portavoz del Congreso de Todos los Progresistas (APC), el partido político de Goodluck Jonathan, el actual presidente nigeriano de fe cristiana ha llamado por teléfono a Buhari para felicitarle, admitiendo con ello su derrota.

Con este gesto, disipa el miedo a que se repita la violencia postelectoral de 2011, que dejó 800 muertos.