Inicio » Devocional » ¡No soporto a mis vecinos!
¡No soporto a mis vecinos!

¡No soporto a mis vecinos!

A diario te quejas porque consideras que tienes los peores vecinos del mundo. ¿Qué puedes hacer al respecto? Y lo que es más, ¿eres tú un buen vecino para ellos?