Pastor canadiense desaparece en viaje a Corea del Norte

Un pastor canadiense ha desaparecido después de viajar a Corea del Norte para supervisar una serie de proyectos humanitarios en la región de Rason, situada en la zona noreste del país.

El reverendo Hyeon Soo Lim, de origen surcoreano y 60 años de edad, ha viajado numerosas veces a Corea del Norte para supervisar una casa de acogida, una enfermería y un orfanato, ha explicado una portavoz de la iglesia Luz de Corea, una congregación presbiteriana de las afueras de Toronto.

Sin embargo, no ha regresado de su último viaje. La portavoz, Lisa Pak, ha alertado de que no tiene noticias de Lim desde el pasado 31 de enero, pero inicialmente su iglesia no se preocupó porque “no es un viaje inusual” para Lim. “No queríamos causar una histeria innecesaria, sólo asegurarnos de que está bien”, ha añadido.

Lim abandonó Toronto el 27 de enero y voló hacia Corea del Sur, aunque también tenía previsto viajar a China y Corea del Norte. Tras el contacto del 31 de enero, el pastor estaba teóricamente inaccesible hasta el 4 de febrero y, a falta de noticias, su congregación se dio 21 días de plazo por si Lim había sido puesto en cuarentena como medida de precaución frente al ébola.

Pak ha insistido en que no se trata de un viaje político, sino que Lim “sólo quiere ayudar a la gente”. El régimen norcoreano reprime las actividades de índole religiosa por considerarlas amenazas para la dinastía familiar que gobierna el país, actualmente personificada en la figura de Kim Jong Un.

El Gobierno de Canadá ha confirmado que ya ha movilizado a su personal consular para contactar con la familia de Lim y ofrecerles asistencia, si bien ha evitado hacer cualquier valoración al respecto. Las autoridades del país norteamericano recomiendan no viajar a Corea del Norte.