Inicio » Devocional » PEQUEÑAS DECISIONES
PEQUEÑAS DECISIONES

PEQUEÑAS DECISIONES

#EnergiaPositiva

Estoy entusiasmado con el propósito que me hecho para el año nuevo, y creo que me va a resultar. Perdón, estoy seguro de que así será. Tiene que ser así, pues he caído en la cuenta de que mi futuro depende de ello. Es: «Piensa en pequeño».

Podrán reprocharme que voy a contrapelo de la típica frase de año nuevo: «Piensa en grande». La verdad, sin embargo, es que ambos conceptos se complementan. Se me ocurrió hacerme ese propósito después que un amigo me habló de un artículo publicado por Jim Rohn en Internet, titulado La fórmula. A continuación reproduzco unos pasajes del mismo que, me parece, resumen esa estrategia:

El fracaso no es producto de un solo acontecimiento funesto. No fracasamos de la noche a la mañana. El fracaso es consecuencia inevitable de una acumulación de razonamientos erróneos y decisiones desacertadas. Expresado de una manera más simple, el fracaso no es más que la repetición día tras día de unos cuantos errores de juicio.
Individualizadas, nuestras acciones cotidianas no parecen tan importantes. Un descuido de poca monta, una decisión desatinada o una hora perdida generalmente no tienen un impacto instantáneo mensurable.

El atributo más peligroso del fracaso es su sutileza. En el corto plazo no parece que esos pequeños errores importen. Siendo que no tienen consecuencias inmediatas que llamen nuestra atención, simplemente pasamos de un día a otro repitiendo equívocos, aferrados a criterios erróneos, escuchando voces que no debiéramos y tomando decisiones fallidas.

Pero he aquí una gran noticia. Al igual que la fórmula del fracaso, la del éxito es simple: Se trata de unas cuantas disciplinas sencillas que basta con practicar cada día. A medida que voluntariamente convirtamos los yerros cotidianos en disciplinas de todos los días, obtendremos resultados positivos.

¿Qué mejor manera, pues, de alcanzar las metas que nos hemos trazado que resolver tomar con más acierto las decisiones aparentemente nimias? ¿Qué mejor momento para comenzar a hacerlo que el año nuevo, y quién mejor para ayudarnos a tomar esas decisiones y apegarnos a ellas que ese Ser Superior que nos creó y sabe exactamente lo que necesitamos? Para Dios todo es posible. «Piensa en pequeño».

Romanos 8:7 (NVI) La mentalidad pecaminosa es enemiga de Dios, pues no se somete a la ley de Dios, ni es capaz de hacerlo.

1 Reyes 18:21 (NVI) Elías se presentó ante el pueblo y dijo: —¿Hasta cuándo van a seguir indecisos? Si el Dios verdadero es el Señor, deben seguirlo; pero si es Baal, síganlo a él. El pueblo no dijo una sola palabra.

Deuteronomio 30:15 (NVI) »Hoy te doy a elegir entre la vida y la muerte, entre el bien y el mal.

Ver Contenido Completo