Propuesta Institucional: ¿El pastor como opción política?

(Por José Dunker L.)

Me permito compartir acontinuación diez razones para excluir a los pastores de candidaturas políticas.

1.- Colocar pastores como candidatos debilita la iglesia, pues tienen que dividir su tiempo entre dos funciones totalitarias.

2.- Colocar al pastor como candidato priva a la comunidad de un mediador, pues lo ubica en una parcela política, y le impide pastorear con neutralidad a feligreses de otras preferencias.

3.- Colocar al pastor como candidato lo sobrecarga y reduce su tiempo disponible para tareas como evangelismo, discipulado o intercesión.

4.- Colocar al pastor como candidato contradice su dedicación exclusiva, pues esa es precisamentela razón por la que recibe un salario.

5.- Colocar al pastor como candidato expone a la iglesia a cargar con el fardo de una mala gestión, o con la mala reputación del partido político.

6.- Colocar al pastor como candidato compite con el liderazgo laico de su propia iglesia, muchas veces mejor dotado que el pastor para esas tareas de servicio.

7.- Colocar al pastor como candidato lo expone a que se confunda su aspiración con un simple afán de lucro.

8.- Colocar al pastor como candidato contradice las palabras de Cristo: “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro” (Mt.6.24).

9.- Colocar al pastor como candidato contradice las palabras de Pablo: “Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado” (IITim.2.4).

10.- Colocar al pastor como candidato pone en riesgo su propia salud debido al estrés que implica ocupar simultáneamente dos liderazgos totalitarios.

Contactenos:
dr.dunker@gmail.com

Los conceptos emitidos en este articulo son de la responsabilidad de su autor. CristianoDigital.net no se solidariza necesariamente con ningún contenido de tipo doctrinal.