¿Qué tanto conoces a tu papá?

Ese señor al que has visto quizá únicamente por las noches, el mismo que te molesta con sus costumbres y pasatiempos extraños, ese al que llamas papá, ¿realmente lo conoces?