Roberto Orellana realiza concierto en El Salvador

1017306_683620365023203_2057531630_n-800x533El Salvador (7:00 am). -El sábado 7 de marzo, la iglesia Josué de la Conferencia Evangélica de las Asambleas de Dios, celebró su vigésimo aniversario, ubicado en el municipio de Juayúa, departamento de Sonsonate.

A las 7:00 pm dio inicio el culto que fue realizado al aire libre frente al templo, los vientos y el frío que acompañaban la actividad no impidieron que más de mil personas asistieran a la celebración. El pastor general de la Iglesia, Wilfredo Mirón, presidente nacional de los Embajadores de Cristo, es conocido a nivel nacional por su trabajo con la juventud. Para él y para los miembros de la iglesia, esta celebración era bastante esperada.

Mirón mencionó que “platicaba con una persona sobre el aniversario y lo que me dijo fue que si era para agradar a Dios entonces tenía que ser algo grande y este evento es para Dios, Él se merece la Gloria”.

Uno de los invitados a esta celebración fue el cantante cristiano Roberto Orellana, de origen chileno y reconocido a nivel internacional por su mensaje de esperanza, humildad y de salvación que presenta en cada una de las canciones que interpreta. Orellana felicitó a la iglesia y al pastor por su aniversario y mencionó que “la fe es algo que va creciendo, conforme cuando va pasando el tiempo uno observa como Dios va obrando… donde quiera que voy me gusta cantar del amor de Dios, yo pasé unos vientos huracanados cuando era joven, así como estos vientos que soplan en esta noche. Mis papás me fueron a ver a la cárcel, los amigos que te comen el bolsillo te abandonan, los únicos que quedan en esas circunstancias son los viejitos y cuando fueron a verme a la cárcel mi papá me tocó el hombro y me dijo: “No tengo dinero para sacarte, pero estoy yendo a la iglesia y estamos orando por ti. La oración cambia todas las cosas, hermanos si tienen problemas con sus hijos no se muevan de las casa del Señor porque la oración es un instrumento extraordinario que el Señor dejó”.

Además, como varios cantantes internacionales, Orellana agregó algo muy peculiar que despertó el interés de muchos, el cantante dijo que esperaba comer pupusas (comida típica salvadoreña) después de la actividad.

Fuente: Prensa Cristiana