Samaritanos celebraron el sacrificio de Pascua en el monte Gerizim

Los samaritanos, una antigua rama desprendida del judaísmo, celebraron su ceremonia anual de sacrificio de la Pascua en el monte Gerizim (Cisjordania).

El grupo religioso abrahámico practica la ceremonia anual desde hace 3.600 años, sacrificando 50 ovejas – una para cada familia en la comunidad de 800 miembros.

Cientos de miembros de la comunidad samaritana y muchos invitados- tanto israelíes como palestinos – se reunieron en el monte Gerizim cerca de Nablus el sábado pasado a presenciar por la noche el sacrificio anual de la Pascua.

Los asistentes, vestidos con capas blancas tradicionales y con la cabeza cubierta de color rojo, escucharon al Sumo Sacerdote samaritano leyendo el mandamiento dado a los israelitas a ofrecer los sacrificios, después de lo cual se sacrificaron 50 ovejas. El domingo, después de la ceremonia de sacrificio, los samaritanos tienen un día sabático.

El grupo etno-religioso obtuvo su nombre cuando sus miembros fueron exiliados a la zona de Samaria, en los últimos días del Primer Templo por el rey asirio Senaquerib.

Las ovejas que son sacrificadas se pelan luego, con porciones prohibidas para el consumo. A continuación, se queman en el fuego del altar. Luego, se ensartan las ovejas y se las cocina en hornos de tierra. Cuando la carne se asa, cada familia se reúne en su casa para realizar la mitzvá de comer el sacrificio de la Pascua.

La comunidad samaritana se compone de alrededor de 800 miembros. La mitad de ellos vive en el monte Gerizim, y la otra mitad en Holon, al sur de Tel Aviv.
Su religión tiene estrechos vínculos con el judaísmo. Se adhieren sólo a lo que está escrito en la Biblia, y consideran su culto la verdadera religión de los antiguos israelitas.
(Aurora)