¿Y si tu forma de tratar el bullying no ha sido para nada correcta?

Si un compañero molesta a tu hijo se enciende en ti el instinto de protección, y quieres reaccionar. Es importante antes ver si con ello arreglaremos el problema o haremos daño a nuestro hijo.