Featured Sed In Lacus Ut Enim

Aliquam erat volutpat. Duis ac turpis. Donec sit amet eros. Lorem ipsum dolor. Mauris fermentum dictum magna. Sed laoreet aliquam leo. Ut tellus dolor, dapibus eget, elementum vel, cursus eleifend, elit. Aenean auctor wisi et urna. Aliquam erat volutpat.

23 de Octubre: Razones Para Orar

Escucha:

Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, Y su justicia sobre los hijos de los hijos. (Salmos 103:17)

Piensa:

El saber que Dios es soberano genera algunas preguntas sobre la naturaleza de la oración. Específicamente, muchas personas me han preguntado: “Si el Señor tiene el control, ¿por qué espera que oremos?”

La oración nos permite cooperar con lo que Dios se ha propuesto realizar. Él desea involucrar a los creyentes en la obra que está haciendo en el mundo y en las vidas de las personas. No hay ni un solo versículo de la Biblia que apoye la idea de que debemos estar descansando mientras el Señor hace todas las cosas por su buena voluntad. De hecho, dice todo lo contrario.

En Juan 17.11, Jesús le pidió al Padre que protegiera a los discípulos por el poder de su nombre. ¿Pensaba Él que podían perder su salvación, o alejarse de su compromiso? De ninguna manera. Jesús era Dios en carne humana. Él sabía exactamente lo que sucedería —cómo estos hombres difundirían el evangelio y se mantendrían fieles hasta la muerte. Jesús estaba tomando parte en el plan del Padre para sus seguidores al interceder por ellos.

Dios puede, sin duda, construir su reino sin la intervención o la ayuda de los creyentes. Pero una relación hace mayor la profundidad y la cercanía cuando Dios y sus hijos comparten un mismo interés. Orar y trabajar junto a nuestro Señor aumenta nuestra fe y fortalece nuestra confianza en su poder.

Hablar con el Todopoderoso es un privilegio. Nuestro Padre nos llama a comunicarnos con Él para poder acercarnos más a su corazón e involucrarnos en la edificación del reino.

Ora:

Señor, Dame, la fortaleza y la perseverancia para buscarte continuamente, manteniéndome siempre caminando por Tus sendas y obediente a enseñanzas de Tu Palabra. Quiero adorarte y permanecer cercano a Ti por medio de mi constante y renovada oración.

Powered by WPeMatico

22 de Octubre: Amor Supremo

Escucha:

El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará…Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor. (1 Corintios 13:8,13)

Piensa:

Ningún sentimiento es más importante que el amor. La incomparable disertación de Pablo sobre este tema en 1 Corintios 13, está insertada en medio de dos capítulos sobre los dones espirituales. Los corintios se concentraban demasiado en exhibir tales dones, por lo que el apóstol les mostró el “camino aun más excelente” del amor (1 Co 12.31). Curiosamente, no hizo ningún intento de definir al amor, sino que describe su importancia y expresión.

El tipo de amor del que Pablo habla no es de origen humano, sino un amor que proviene de Dios —una parte de su propia naturaleza. Es el amor abnegado y sacrificado que actúa en bien de otra persona. Puesto que el Señor quiere transformar nuestro carácter a la imagen de su Hijo, esta prioridad tiene mucho sentido, porque cada vez que mostramos ese interés por los demás, es cuando somos más como Cristo.

Los tres primeros versos de este capítulo nos hacen una advertencia. Sin la motivación de amor, todas nuestras buenas acciones —incluso el servicio a Señor— no nos servirán de nada. A los ojos de Dios, un espíritu amoroso es más importante que todas nuestras palabras impresionantes, conocimientos, fe, generosidad y autosacrificio. Cuando estemos delante de Cristo para ser juzgados por nuestras buenas obras, esas acciones hechas por motivos egoístas no serán dignas de recompensa.

A todos, en algún momento, nos resulta difícil discernir por qué razón servimos a Dios o hacemos buenas obras. Ore para conocer las intenciones ocultas de su corazón, y reemplace cualquier motivación egoísta por “el camino aun más excelente” del amor de Dios.

Ora:

Señor, dame un corazón sencillo, humilde y capaz de acoger lo pequeño y, de manera especial, tu Palabra, de forma que pueda andar siempre por el camino de Tu Amor.

Powered by WPeMatico

21 de Octubre: Sabiduría Financiera

Escucha:

Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. (Filipenses 4:12)

Piensa:

Dios le confía a cada creyente una parte de sus recursos. Y como cualquier supervisor sabio, el Señor da directrices a sus administradores para que hagan el mejor uso del dinero que le pertenece a Él.

• Hacer del diezmo una prioridad—La decisión más sabia de un creyente en cuanto a la administración del dinero, es apartar regularmente para la iglesia la primera parte de sus ingresos. Cuando promueve la obra de Dios y es fiel, Dios protege el otro 90 por ciento (Dt 26.2; Mal 3.10, 11).

• Cubrir nuestra necesidades—Dios prometió suplir nuestras necesidades (Fil 4.19). La manera que tenemos de proveernos de cosas esenciales como alimento, ropa, vivienda, transporte y educación, es comprándolas con lo que el Señor provee.

• Invertir en los planes de Dios para nuestra vida—Después, debemos utilizar el dinero para cumplir con los propósitos que tiene Dios para nosotros o para nuestra familia. En vez de “mantenerse a la deriva” por la vida, el creyente debe buscar la voluntad de Dios. Él podrá dirigirle a invertir en educación, iniciar un negocio, o adquirir un producto específico.

• Responder al llamado de Dios al bendecir a otros—Dar a los necesitados es una inversión en el reino de Dios. Si bien no debemos fomentar la vagancia, un acto de misericordia con el pobre es como un préstamo al Señor (cf. Pr 19.17).

Los buenos administradores le preguntan a Dios: “¿Cuál es tu voluntad en cuanto al dinero que me has dado?” Usted quedará maravillado del gozo que da vivir conforme a los preceptos bíblicos. Incluso un poco de dinero le parecerá más que suficiente cuando lo usa de la manera que el Señor quiere.

Ora:

Señor, pongo mis recursos, mi tiempo y mis habilidades en Tus manos, para que los utilices de acuerdo con Tus maravillosos propósitos. Enséñame Padre a ser un buen administrador.

Powered by WPeMatico

20 de Octubre: Encontrar Dirección

Escucha:

Estas cosas les he hablado para que en Mí tengan paz. En el mundo tienen tribulación; pero confíen, Yo he vencido al mundo. (Juan 16:33)

Piensa:

Aprender a aceptar la derrota, el fracaso, el  hecho de que muchas veces las cosas no marchen como queremos, es un paso fundamental para podernos acercar a la voluntad de Dios.  No es fácil, la mayoría de las veces, sin embargo un pensamiento que siempre llevé conmigo para perseverar en esta verdad fue el siguiente: Los resultados dependerán siempre de Dios, pero el mejor y mayor esfuerzo, siempre dependerá de mi.

Probablemente usted se pregunte porque Dios no me muestra lo que quiere que haga y tal vez parezca que Él no le está dando instrucciones hoy. A pesar de ello no sé desanime, El Padre está obrando activamente en su situación y guiándole aún cuando no lo perciba.

Dios le Oye, el entiende el clamor de su corazón y la confusión que siente cuando no saben qué dirección seguir, y sería completamente extraño a su carácter esconderle sus planes cuando usted le busca. (Jeremías 29:11-13)

La verdad es que El Padre movería cielo y tierra para mostrarle su voluntad y ayudarle a andar en ella, sin embargo El Señor también entiende lo que exige enseñarle usted a tener una fe genuina que perdure, así que Él tiene el cuidado de no revelarle todo a la vez.

Por consiguiente descanse seguro de que incluso en este momento, El padre està enseñándole a confiar en Él e iluminará la senda lo suficiente para que camine a su lado un paso a la vez.

Ora:

Señor, cuando el miedo y la incertidumbre de una prueba me impidan creer completamente en Tu Poder, fortaléceme para volver nuevamente al camino de la fe sólida, que me acerca a Ti y me mantiene confiado en que junto a Ti no habrá problema que no pueda ser librado. Amén.

Powered by WPeMatico