Para Dios los milagros no tienen nada de particular

#Devocional

Por lo general consideramos sobrenaturales o milagrosos los fenómenos que rebasan nuestro entendimiento; pero para Dios no lo son, porque Él se mueve en el ámbito espiritual y ahí todo es natural para Él. No hay nada imposible para Dios (Lucas 1:37). Muchas obras que Él hace exceden nuestra capacidad de comprensión y están por encima de lo que nosotros consideramos natural. Por eso cuando se producen nos parecen sobrenaturales. Pero como para Dios no hay nada imposible, tampoco hay nada que sea sobrenatural.

Dios puede hacer cosas que contravengan esas leyes Suyas que nosotros consideramos naturales. Cuando alguien, por ejemplo, sana de una enfermedad incurable, decimos que se trata de un milagro porque estamos viendo la prueba o manifestación de unas leyes de Dios que establecen un vínculo entre el mundo espiritual y el físico, leyes que en buena medida ignoramos. Para Dios, en cambio, es muy simple. Él sabe deshacer el daño causado por la dolencia y producir lo que para nosotros es un milagro, es decir, un hecho sobrenatural que escapa a nuestra comprensión.

Dios está siempre dispuesto a obrar milagros en favor nuestro, milagros de curación, de provisión, de amparo o de lo que haga falta. Sólo tenemos que pedírselos con fe e invocar las promesas de Su Palabra. No está en nosotros el obrar fenómenos de esa naturaleza; pero sí podemos orar para que Él los efectúe y maravillarnos cada vez que se manifiesta Su poder.

Juan 14:12 (NVI) Ciertamente les aseguro que el que cree en mí las obras que yo hago también él las hará, y aun las hará mayores, porque yo vuelvo al Padre.

Hechos 19:11 (NVI) Dios hacía milagros extraordinarios por medio de Pablo,

Marcos 16:17 (NVI) Estas señales acompañarán a los que crean: en mi nombre expulsarán demonios; hablarán en nuevas lenguas;

Para Dios los milagros no tienen nada de particular
Scroll hacia arriba