27 de Octubre: Rendidos a Su Guía

Escucha:

“Y tomó Ezequías las cartas . . . y subió a la casa de Jehová, y las extendió delante de Jehová.” (Isaías 37:14)

Piensa:

No le sucede a usted con frecuencia que le cuesta mucho saber cómo proceder en un caso en particular? Su trayectoria no está claramente trazada; su camino no está abierto: ambas opciones parecen ser igualmente favorables y usted no sabe cuál escoger. Tal vez sus deseos tiendan hacia un lado y sus temores hacia el otro. Tiene miedo de equivocarse al decidir, no sea que escoja lo que, al final, le resulte perjudicial.

Es muy difícil encontrarse en ese doloroso conflicto. Y nuestra angustia aumenta si se nos obliga a proceder de una vez y seguir un camino o el otro. ¿Me permite decirle cómo puede usted encontrar consuelo inefable?

Vaya y vuelque el asunto delante del Señor, como hizo Ezequías con la carta del rey de Asiria. Sin embargo, no se engañe a sí mismo como hacen muchos, al buscar el consejo Dios, habiendo ya decidido proceder de acuerdo con su propia voluntad y no de acuerdo con la de Él. Pero, con sencillez y sinceridad, pídale que le guíe. Entregue su caso a su Padre que está en los cielos; ríndase como un niñito para que Él lo conduzca como le agrade, de acuerdo aquello que para a usted ha preparado desde la profundidad de Su amor y la grandeza de Su misericordia. Esta es la manera correcta de recibir una guía y de darnos cuenta de la bendición de tener un Padre cuidadoso, nuestro Consejero celestial.

“Encomienda a Jehová tus obras, y tus pensamientos serán afirmados.” (Proverbios 16:3)

Ora:

Señor, que pueda enfrentarme a los caminos de la vida con la certeza que me brinda Tu presencia y compañía en cada paso que doy, y que desde esa presencia maravillosa e infalible pueda caminar rendido, dirigido sólo por Ti, esperando tranquilo Tu dirección y Tu consejo. Amén

Powered by WPeMatico

27 de Octubre: Rendidos a Su Guía
Scroll hacia arriba